La ONU recauda la mitad de lo esperado para evitar la hambruna en Yemen

Un hombre carga un saco de harina distribuido por organizaciones humanitarias en un campo de refugiados en las afueras de Sanaa, la capital de Yemen, el 1 de marzo de 2021.
Un hombre carga un saco de harina distribuido por organizaciones humanitarias en un campo de refugiados en las afueras de Sanaa, la capital de Yemen, el 1 de marzo de 2021. © Khaled Abdullah / Reuters

La ayuda humanitaria a Yemen recogida por las Naciones Unidas asciende a 1.700 millones de dólares, menos de la mitad del objetivo inicial de 3.850 millones. António Guterres, secretario general de la ONU, dijo estar "decepcionado" y recordó que "cortar las ayudas es una sentencia de muerte". 

Anuncios

Si la esperanza pudiera cuantificarse, la de los yemeníes se partió por la mitad. Este lunes 1 de marzo, las Naciones Unidas hicieron público el dinero recaudado en ayuda humanitaria para Yemen, un país que lleva seis años en guerra. Son 1.700 millones de dólares, menos de la mitad de lo que originalmente se había planteado recaudar. 

"Para la mayoría de la gente, la vida en Yemen es insoportable. La infancia en Yemen es una especie de infierno. Los niños yemeníes se están muriendo de hambre", recordó António Guterres y agregó estar "decepcionado". 

Según las cifras de la organización internacional, unos 16 millones de yemeníes sufren hambre, de los cuales cinco millones están al borde de la hambruna. Unos 400.000 niños menores de cinco años sufren malnutrición severa. 

La cifra recaudada este año es inferior que en los dos años anteriores, aunque en esa ocasión la ONU logró destinar largos fondos a evitar el hambre en el país. Esta vez, las Naciones Unidas dudan poder prevenir la "hambruna a gran escala". 

Arabia Saudita es el país que más dinero donó, con 430 millones de dólares. Alemania aportó 240 millones, Emiratos Árabes Unidos 230 millones y Estados Unidos 191 millones. En comparación, el gasto militar de Estados Unidos en 2019, en cifras del Banco Mundial, fue de más de 730 billones de dólares, y el de Arabia Saudita de casi 62.000 millones. 

Recortes en comida, agua y refugio

Las reacciones no tardaron en llegar. Guterres no fue el único en mostrarse "decepcionado". La ONG Consejo Noruego de Refugiados, que tiene presencia en Yemen, recordó que la falta de fondos significa "recortes masivos" en cosas tan básicas como agua, comida, refugio o asistencia médica. 

"Estoy profundamente decepcionado de que, después de todas nuestras advertencias, los líderes mundiales prometieron hoy menos de la mitad de los 4.000 millones de dólares que los yemeníes necesitan tan desesperadamente", aseguró el secretario general de la ONG, Jan Egeland. 

Recientemente, Médicos Sin Fronteras también había alertado sobre la situación que se vive en el país árabe. Los trabajadores de un hospital en el noroeste del país, por ejemplo, denunciaron un "aumento de casos en comparación con el año anterior en las admisiones" por falta de alimentos. "Hay niños muriéndose por malnutrición", afirmó la jefa de la misión de la organización en el país, Muriel Boursier. 

Yemen, la mayor catástrofe humanitaria del mundo

La guerra en Yemen estalló a finales de 2014 y desde entonces el país está sumido en un conflicto que, en gran parte, es un escenario para las disputas entre Arabia Saudita e Irán por el control de la región.

El conflicto inició cuando grupos de rebeldes hutíes, un movimiento chií apoyado por Irán, conquistaron la capital del país y amplias zonas del oeste y del norte del territorio, bajo el argumento de estar luchando contra un sistema corrupto. Posteriormente, en 2015 entró en juego una coalición militar liderada por Arabia Saudita para combatir estos grupos rebeldes. 

Esta guerra es considerada por la ONU como la mayor catástrofe humanitaria del planeta, que con la pandemia solo se ha recrudecido. Más de 24 millones de personas, lo que supone el 80% de la población yemení, necesitan algún tipo de ayuda externa para subsistir. 

Los diálogos de paz están estancados, aunque la Administración de Joe Biden ha asegurado que avanzar hacia la paz en Yemen es una de las prioridades. El Departamento de Estado del país norteamericano aseguró, después de que su representante visitara Yemen, que tanto la parte saudita como el Gobierno yemení están "comprometidos" y "ansiosos" para encontrar una solución al conflicto. 

En ese sentido, el secretario de Estado, Antony Blinken, pidió a los hutíes hacer lo mismo y comprometerse con las negociaciones que puedan llevar paz al país. 

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24