ARTE+FRANCE 24

Irán, entre el bloqueo y la esperanza tras la elección de Joe Biden

Teherán, Irán.
Teherán, Irán. © ARTE

La incertidumbre sigue pesando sobre la economía de Irán y, consecuentemente, sobre la vida de las clases bajas y medias del país. Los habitantes del país aguantan el aliento para ver el resultado de las disputas internacionales entre Teherán y Washington y qué consecuencias tendrán sobre su vida. 

Anuncios

Cambia el color del poder en Estados Unidos mientras Irán se acerca a sus elecciones presidenciales, que se celebrarán en junio de 2021. Los protagonistas de la disputa entre Washington y Teherán serán otros antes de que termine este año: ¿qué más podría cambiar?

Son muchos los que esperan que la situación mejore con Biden al otro lado de la disputa, ya que se prevé que su política sea moderada en comparación con su antecesor, Donald Trump. Sin embargo, estas primeras semanas no ha habido señales de cambio; y entre la élite y la clase política iraní, parece que la intención no es tender la mano para encontrar un nuevo entendimiento. 

Más allá de los discursos políticos, la clase media y baja iraní siente los efectos de años de conflicto. La inflación en la república islámica supera el 30% y dificulta el bolsillo de miles de iraníes, que ven subir los precios a los alimentos y otros bienes básicos. 

En los suburbios de Teherán, donde la pobreza afecta al 50% de la población, las familias casi no pueden permitirse comprar carne más de una vez por semana, una carne cuyos precios están disparados y debe conseguirse en el mercado negro, por fuera de la regulación gubernamental.

Y en el centro de la capital, la clase media ve cómo su vida se estanca, agravada por la pandemia, y cualquier decisión de futuro está pendiente del hilo del clima político.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24