Irak: lanzan al menos 10 cohetes contra una base militar con tropas estadounidenses

Archivo-Imagen de la base aérea Ain al-Asad en el desierto occidental de Anbar, Irak, que alberga tropas de Estados Unidos y fue atacada con al menos diez cohetes el 3 de marzo de 2021. Fotografía tomada el 29 de diciembre de 2019.
Archivo-Imagen de la base aérea Ain al-Asad en el desierto occidental de Anbar, Irak, que alberga tropas de Estados Unidos y fue atacada con al menos diez cohetes el 3 de marzo de 2021. Fotografía tomada el 29 de diciembre de 2019. © AP/Nasser Nasser

La base militar de Ain al Asad, en la provincia iraquí Al Anbar, oeste de Iraq, que alberga tropas de Estados Unidos, fue blanco de un ataque con al menos 10 misiles este 3 de marzo, según informaron las fuerzas locales y la coalición internacional liderada por EE. UU. Este es el segundo ataque en un mes contra una base con soldados estadounidenses en suelo iraquí y ocurre dos días antes de la visita del Papa Francisco.

Anuncios

Alrededor de las 7:30 a.m., hora local, al menos diez cohetes apuntaron contra la base militar Ain al Asad, en el oeste de Irak, según detalló el coronel y portavoz del Ejército de Estados Unidos, Wayne Marotto, con tropas en el lugar.

"Diez cohetes fueron lanzados contra una base militar iraquí, la base aérea Al Asad, que alberga a tropas de la coalición", indicó Marotto.

Una fuente de seguridad de Bagdad y un funcionario del Gobierno local señalaron que los cohetes fueron lanzados desde el área de Baiader, al oeste de la ciudad de Bagdadi.

Hasta el momento las autoridades no han informado sobre la posible autoría de este hecho, que no causó pérdidas significativas, según afirmó el Ejército de Irak, sin entregar más detalles.

La coalición internacional en suelo iraquí, dirigida por Estados Unidos, combate contra el grupo terrorista Estado Islámico, que aún lucha por recuperar el control en áreas de Siria e Irak.

Segundo ataque en un mes contra tropas de EE. UU. en Irak

Este es el segundo ataque, en un mes, con proyectiles contra una base militar en suelo iraquí que tiene presencia de tropas estadounidenses.

El pasado 16 de febrero, otro asalto en el norte de la nación mató a un contratista civil de EE. UU. e hirió a un uniformado de ese país.

Además, ocurre justo una semana después de que Washington lanzara un ataque aéreo contra objetivos de milicias pro iraníes a lo largo de la frontera entre Irak y siria. Al menos un miliciano murió, lo que levantó los temores de habría una acción de venganza.

Este miércoles, el blanco de la agresión fue la misma base donde el pasado enero Irán atacó con misiles, en represalia por el asesinato de su general Qassem Soleimani, en una operación ordenada un año antes por el Gobierno del entonces presidente Donald Trump.

En la ofensiva de retaliación, decenas de militares estadounidenses resultaron heridos y sufrieron conmociones cerebrales.

El Papa dice que no cancelará su visita a Irak, pese a la violencia

Esta agresión se produce dos días antes de la histórica visita del Papa Francisco, quien desde el 5 hasta el 8 de marzo recorrerá varias provincias de la nación.

Se trata de la primera gira de un pontífice en este país, predominantemente musulmán y donde la minoría católica cristiana ha sufrido la persecución y abominables crímenes por parte de yihadistas como el autodenominado Estado Islámico.

 

Hombres de seguridad frente a un cartel sobre la visita del Papa Francisco, dos días antes de la primera visita de un pontífice a este país. En Bagdad, Irak, el 3 de marzo de 2021.
Hombres de seguridad frente a un cartel sobre la visita del Papa Francisco, dos días antes de la primera visita de un pontífice a este país. En Bagdad, Irak, el 3 de marzo de 2021. © Reuters/Khalid al-Mousily

 

Pese a la violencia y a las advertencias sobre lo peligroso que sería esta visita papal, el máximo representante de la iglesia católica aseguró que no cancelará el encuentro.

"La gente de Irak nos está esperando. Esperaban a San Juan Pablo II, a quien no se le permitió ir. La gente no puede ser defraudada por segunda vez. Oremos para que este viaje se pueda realizar bien (…) Durante algún tiempo he querido conocer a esa gente que sufrió tanto y conocer a esa Iglesia martirizada", dijo Francisco horas después de conocerse el nuevo episodio de violencia.

Las tropas estadounidenses en Irak disminuyeron significativamente su presencia allí el año pasado bajo la Administración de Trump, aunque dejó presencia de tropas principalmente en Ain al-Asad y en Bagdad, la capital.

El exmandatario justificó que era necesario sacar a Estados Unidos de lo que llamó "guerras eternas" y reducir su presencia militar en el extranjero, pero las fuerzas militares iraquíes y expertos en seguridad advirtieron que el país quedaría aún más vulnerable ante el asedio de los distintos grupos que operan al margen de la ley.

Con Reuters, AP y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24