Con la esperanza propia del Nouruz, Irán se desea un mejor año en el calendario persa

Imagen proporcionada por la oficina del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, el 20 de marzo de 2021, donde se muestra pronunciando un discurso con motivo de Nouruz.
Imagen proporcionada por la oficina del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, el 20 de marzo de 2021, donde se muestra pronunciando un discurso con motivo de Nouruz. © Jamenei.ir / AFP

La República Islámica dio paso al año 1400 del calendario persa, pero las celebraciones del Nouruz, siempre animadas por la primavera, se han visto teñidas no solo de virtualidad, sino de la sombra de múltiples dudas: desde las políticas por unas futuras elecciones hasta las económicas por la sanciones de Washington. Pese a ello, las autoridades intentaron mandar mensajes de ánimo a la ciudadanía, dando a la vez la bienvenida al equinoccio que encamina un nuevo siglo iraní.

Anuncios

Las palabras de las autoridades, entre ellas del ayatolá Alí Jamenei, fueron recibidas entre la población iraní como un soplo de aire fresco en medio de la incertidumbre que rodea el futuro de la nación. "He elegido este lema para este año: 'Producción: apoyo y eliminación de barreras'", anunció en su discurso por televisión.

"Esperamos que el 1400 sea un año bendecido para la nación iraní y el imam Mahdi (que le sea sacrificada nuestra alma) muestre su gracia hacia esta nación en el futuro como en el pasado”, dijo el líder supremo.

Alí Jamenei también se refirió a la crisis por el brote de coronavirus, enfermedad que calificó como "un incidente inédito y desconocido" que puso a prueba a la República Islámica. 

"El año 1399 terminó con varios incidentes, algunos de los cuales no tenían precedentes. Uno de esos incidentes, que fue realmente inédito y desconocido para nuestra nación, fue el fenómeno del coronavirus que afectó la vida de todas las personas”, lamentó. 

Adicionalmente, tuvo palabras para las sanciones impuestas por Estados Unidos, las cuales han generado una crisis económica en el país. 

"La nación iraní también mostró su capacidad para enfrentar las presiones máximas del enemigo. Nuestros enemigos, encabezados por Estados Unidos, buscaban poner de rodillas a la nación iraní con sus máximas presiones. Hoy, ellos y sus asociados europeos dicen explícitamente que la política de máxima presión fracasó. Sabíamos que fracasaría y, por lo tanto, estábamos decididos a derrotar al enemigo en esa zona”, prosiguió. 

En este repaso televisado, Jamenei asimismo se pronunció sobre las elecciones que celebrará el país en junio. Al respecto señaló que los comicios "probablemente traerán al cargo nuevos gerentes que estarán enérgicos y fuertemente motivados". 

En un mensaje independiente, el presidente de Irán, Hassan Rohani, dijo sentirse esperanzado por que la llegada del nuevo año trajera consigo el fin de las sanciones:

"Hoy los enemigos de la nación han admitido que el lenguaje de la fuerza, las amenazas y las sanciones no se le puede (aplicar) a la gran nación de Irán. Por tanto, tras tres años de derrota, se ven obligados a retomar el camino de la interacción constructiva con la nación iraní. Derrotaremos las sanciones (…) Tengo más esperanzas que hace ocho años, porque hace ocho años no tuvimos esta gloriosa experiencia de cuatro años de prosperidad económica e interacción global, ni tres de resistencia a la guerra económica".

El presidente Joe Biden envió un mensaje de paz y prosperidad 

Alineado con los mensajes de las autoridades iraníes, tanto religiosas como civiles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó igual un mensaje de esperanza para el pueblo de Irán.

"La primavera es un símbolo eterno de renovación y renacimiento, con luz y esperanza llenando los corazones de personas de todo el mundo. Ese es el mensaje y la alegría de Nouruz que estamos honrando con una mesa (ordenada a lo) Haft-Sin en la Casa Blanca. De parte del presidente Biden y nuestra Administración, ¡feliz Nouruz!", se lee en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, la Administración Biden está explorando formas de restaurar el acuerdo nuclear de 2015 –firmado por Irán, Estados Unidos y otras potencias– y que, tras la salida de la Unión Americana en 2018, bajo el mando de Donald Trump, provocó un regreso de las sanciones.

Una celebración atípica (y virtual) en medio de la pandemia 

Nouruz, una festividad con 3.000 años de historia, que marca la llegada del equinoccio de primavera, se define como la fiesta no islámica más importante de Irán.

Puesto de venta de los brotes 'sabze' y peces colorados, en Teherán, Irán, el 20 de marzo de 2021..
Puesto de venta de los brotes 'sabze' y peces colorados, en Teherán, Irán, el 20 de marzo de 2021.. © Marina Villén / EFE

Debido a las crisis económica, las compras de regalos, ropa nueva y alimentos que componen la decoración típica de Nouruz, el 'Sofreye Haft-Sin' (mesa de las siete eses) se ha llevado a cabo con ciertas limitaciones. 

Por otro lado, semanas atrás las autoridades iraníes habían advertido a los ciudadanos limitar los viajes y las visitas a amigos y familiares debido al temor de que se produzca en la nación una cuarta ola de contagios.

Con EFE y Reuters 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24