Irán rechaza un retiro gradual de las sanciones de EE. UU., a días de retomar el diálogo nuclear

Archivo-El presidente iraní, Hassan Rouhani, durante un discurso en Teherán, Irán, el 10 de febrero de 2021.
Archivo-El presidente iraní, Hassan Rouhani, durante un discurso en Teherán, Irán, el 10 de febrero de 2021. © Presidencia de Irán/Vía AFP

El Gobierno de la República Islámica descartó la propuesta estadounidense de levantar de forma gradual las sanciones, reiterando un levantamiento directo y total. El anuncio, hecho desde el Ministerio de Exteriores, se produce un día después de que ambos países confirmaran nuevas "conversaciones indirectas" en Viena, el próximo martes, encaminadas a retomar sus compromisos adquiridos en el acuerdo nuclear que firmaron en 2015 junto a otras potencias.

Anuncios

Teherán rechazó este sábado "un plan paso a paso" para que le sean levantadas y eliminadas las sanciones impuestas por Estados Unidos. "La política definitiva de la República Islámica de Irán es el levantamiento de todas las sanciones estadounidenses", y no de una parte o de forma gradual, en palabras del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Saíd Jatibzade.

Estas declaraciones se produjeron después de que el viernes el Gobierno estadounidense dejara claro que las medidas que tome frente a Irán dependerán del avance de las nuevas conversaciones nucleares. "No anticipamos un avance inmediato, ya que habrá discusiones difíciles por delante", señaló el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Asimismo, la vocera adjunta, Jalina Porter, afirmó que los nuevos diálogos se enfocarán en "los pasos nucleares que Irán necesitaría tomar para volver al cumplimiento del acuerdo nuclear" y sobre "los pasos de alivio de sanciones" que Estados Unidos debe dar para el regreso a sus compromisos.

Tras el rechazo de Irán, Francia intervino para pedirle al Gobierno de Hasan Rohani ser "constructivo" en el proceso que se avecina. "Animé a Irán a ser constructivo en las discusiones que se llevarán a cabo (…) Están destinados a ayudar a identificar en las próximas semanas los pasos que serán necesarios para volver al pleno cumplimiento del acuerdo nuclear", dijo el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, tras una llamada con su homólogo iraní, Javad Zarif.

Según lo anunciado por Teherán y Washington, a partir del próximo martes en Viena (Austria), en la reunión con los miembros del acuerdo nuclear, las dos partes iniciarán negociaciones con las que podrían reanudar sus compromisos alcanzados en el histórico acuerdo nuclear que firmaron en 2015, bajo el Gobierno del entonces presidente Barack Obama y otras potencias, como China, Rusia, Reino Unido, Alemania y la citada Francia.

El denominado Plan de Acción Integral Conjunto es el mayor compromiso alcanzado hasta la fecha para restringir el programa nuclear de la República Islámica, que según Occidente podría crear un arma atómica.

¿Qué fue acordado en el pacto nuclear y por qué está en la cuerda floja?

Los puntos clave de ese pacto se centraron en que Irán no produciría uranio altamente enriquecido durante los 15 años siguientes a la firma del acuerdo, prescindiría del 98% del material nuclear en sus manos y eliminaría dos tercios de las centrifugadoras instaladas en sus plantas atómicas.

A cambio, la Organización de Naciones Unidas se comprometió a levantar todas las sanciones impuestas contra Teherán, pero con algunas salvedades. Las sanciones sobre armas se mantendrían por un periodo de cinco años y, en el caso de los misiles balísticos, por ocho años. Para su retiro, Irán debía cumplir con los "pasos básicos" del acuerdo.

Archivo-Una bandera iraní en la planta de energía nuclear de Bushehr de Irán, durante una ceremonia oficial para iniciar las obras de un segundo reactor en la instalación. El 10 de noviembre de 2019.
Archivo-Una bandera iraní en la planta de energía nuclear de Bushehr de Irán, durante una ceremonia oficial para iniciar las obras de un segundo reactor en la instalación. El 10 de noviembre de 2019. © AFP/Atta Kenare

Sin embargo, tiempo después el plan fue incumplido por las dos partes. El principal punto de quiebre se dio con el retiro de Washington del convenio en 2018, impulsado por el entonces presidente Donald Trump, quien alegó violaciones de la Administración de Rohani a lo convenido.

En septiembre, Trump restableció de forma unilateral todas las sanciones internacionales contra la República Islámica, pese a que la mayoría de miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se opusieron, al considerar que Washington no tenía derecho a apelar a dicha medida tras haber abandonado el convenio.

Pero Irán también violó el acuerdo. Respondió con un aumento del refinamiento de uranio, inicialmente, al 4,5% y, más recientemente, en enero, lo incrementó al 20%, según un reporte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Se trata de niveles muy por encima de lo acordado: 3,67%, aunque todavía lejos del 90% que se necesita para producir un arma atómica.

Además, la OIEA aseguró que la República Islámica disponía de 2.967,8 kilos de uranio enriquecido, diez veces más de lo que inicialmente estaba permitido en el acuerdo internacional. Además, una pequeña parte –17,6 kilos– fue enriquecida hasta el 20% de pureza.

Desde su campaña a la presidencia, el actual mandatario, Joe Biden, se comprometió a regresar a su país al Plan de Acción Integral Conjunto, pero también ha advertido que Irán deberá demostrar que ha dejado de incumplirlo.

Las nuevas conversaciones en Viena se darán con la intervención de las otras potencias firmantes, ya que Teherán hasta ahora ha rechazado diálogos directos con Washington. El objetivo de estas conversaciones es llegar a un acuerdo en un plazo de dos meses, según indicó un alto funcionario de la Unión Europea.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24