EE. UU. plantea quitar parte de las sanciones a Irán, hoy con nuevas centrifugadoras nucleares

El presidente de Irán, Hasan Rohani, anuncia la puesta en marcha del servicio de nuevas centrifugadoras, en el Día Nacional de la Tecnología Nuclear, el 10 de abril de 2021.
El presidente de Irán, Hasan Rohani, anuncia la puesta en marcha del servicio de nuevas centrifugadoras, en el Día Nacional de la Tecnología Nuclear, el 10 de abril de 2021. © Presidencia iraní / AFP

Según informó un alto funcionario del Departamento de Estado, el presidente Joe Biden estaría dispuesto a levantar parte de las sanciones, en concreto aquellas aplicadas luego de 2018, con la salida de Washington del acuerdo nuclear. Un movimiento que se produce justo casi en paralelo al anuncio de Teherán, que habría puesto en marcha nuevas centrifugadoras que permitirían un enriquecimiento de uranio más rápido. Un uso que le está prohibido, según los términos del Acuerdo de Viena.

Anuncios

Washington y Teherán podrían volver a dialogar después de más de dos años de tensiones. Así lo reveló un alto funcionario del Departamento de Estado estadounidense, afirmando que el presidente Joe Biden estaría dispuesto a levantar una parte de las sanciones que su predecesor –Donald Trump– impuso a Irán, luego de abandonar y violar unilateralmente en 2018 el pacto nuclear.

Por lo tanto, solo se levantarían dichas sanciones una vez se supiera que la República Islámica cumple con las normas del acuerdo firmado en Viena en 2015, confirmando que no haya enriquecido uranio en el lapso de salida de Estados Unidos.

El presidente estadounidense Joe Biden en su despacho en Washington, EE. UU., el 9 de abril de 2021.
El presidente estadounidense Joe Biden en su despacho en Washington, EE. UU., el 9 de abril de 2021. © Jim Watson / AFP

"Lo hemos dejado claro y se lo hemos dejado claro a los iraníes en conversaciones indirectas: estaremos preparados para levantar las sanciones que no son consistentes con el JCPOA (siglas en inglés del acuerdo) cuando Irán vuelva a cumplir con sus obligaciones bajo ese mismo acuerdo", dijo el funcionario en una rueda de prensa. 

Aunque el discurso es repetido, en concreto se quitarían las sanciones impuestas tras la salida, es decir, las aplicadas a partir de 2018. Ergo, se mantendrían las medidas punitivas por terrorismo y por violaciones de los derechos humanos contra empresas, instituciones y dirigentes iraníes, de acuerdo al alto funcionario. En este sentido, Washington no ha entregado una lista a Teherán sobre las sanciones que quedarían tachadas.

Teherán prueba centrifugadoras nucleares de última generación

Según un anuncio televisivo de Irán, con motivo del Día Nacional de la Tecnología Nuclear, la nación habría comenzado las pruebas mecánicas de su más reciente centrifugadora nuclear avanzada IR-9. Esta tendría la capacidad, una vez operativa, de enriquecer uranio a un ritmo mucho más rápido que las actuales.

Por otra parte, el país comenzó este sábado la inyección de gas en la cascada de 164 centrifugadoras IR-6, de otra generación, en una instalación nuclear de la ciudad de Natanz. "IR-6 aumenta hasta diez veces la producción de gas en comparación con la primera generación que fue IR-1", dijo el encargado del proyecto. 

El presidente iraní en la rueda de prensa de lanzamiento del proyecto el sábado 10 de abril
El presidente iraní en la rueda de prensa de lanzamiento del proyecto el sábado 10 de abril © IRANIAN PRESIDENCY / AFP

Desde enero, la República Islámica ha comenzado a enriquecer uranio con una pureza de hasta el 20%, un paso técnico que lo aleja de los niveles de grado armamentístico. El presidente Hasan Rohani elogió los logros nucleares y expresó su esperanza de que el país dé pasos más grandes, volviendo a subrayar que "una vez más, repito que todas nuestras actividades nucleares son pacíficas y con fines civiles".

Acusado por Israel de querer tener un arma nuclear, Irán se sigue defendiendo alegando que estos avances permitirán desarrollos en los campos de la salud, la industria, la agricultura y en proyectos de suministro de energía a nivel nacional.

Esta semana, Irán y los otros países firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) se reunieron en Viena para salvar el acuerdo. Estados Unidos no participó directamente por haberse salido del pacto. Sin embargo, hubo contactos indirectos entre Washington y Teherán a través de intermediarios.

El alto funcionario explicó que Estados Unidos vio algunos "signos" sobre la voluntad de Irán de volver a cumplir con el pacto, pero dijo que aún existen "interrogantes". 

Una de las mayores dificultades en el proceso es que Biden quiere que la República Islámica dé el primer paso, mientras que Teherán considera que Washington debería actuar primero, por haberse salido del acuerdo.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24