Reino Unido tilda de "inhumana" la nueva sentencia de Irán contra ciudadana británica-iraní

La británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe en una fotografía entregada por su familia.
La británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe en una fotografía entregada por su familia. © Familia Ratcliffe / Reuters

Continúa la pesadilla para Nazanin Zaghari-Ratcliffe. Tras pasar 4 años en prisión y un año en arresto domiciliario, acusada de conspirar contra el estado clerical, el pasado 7 de marzo terminó su condena, aunque inmediatamente fue juzgada por propaganda. La sentencia se ha conocido este lunes y alarga su detención un año más. El primer ministro, Boris Johnson, califica la condena contra la trabajadora de Thomson Reuters como "inhumana"; mientras que la familia acusa a Irán de utilizarla como moneda de cambio.

Anuncios

Nuevo juicio, nueva condena. La ciudadana británica-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe fue sentenciada este lunes 26 de abril a un año de cárcel, otro en el que no podrá salir del país.

Según su abogado, Hoyat Kermaní, la Justicia iraní impuso la pena a Zaghari-Ratcliffe por propaganda tras haber participado en una manifestación en 2009 frente a la embajada de Irán en Londres, en la que se protestaba contra la reelección del presidente ultraconservador Mahmud Ahmadineyad. Además, también habría sido motivo de condena haber dado una entrevista para el servicio persa de la BBC. 

La sentencia ha vuelto a causar indignación en Reino Unido. El primer ministro británico, Boris Johnson, condenó de inmediato la sentencia mediante un mensaje en la red social Twitter: "La decisión de Irán de condenar a Nazanin Zaghari-Ratcliffe a otro año de prisión es cruel, inhumana y totalmente injustificada. Se le debe permitir regresar con su familia en el Reino Unido y continuaremos haciendo todo lo posible para llevarla a casa".

Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración y ahora por propaganda

Zaghari-Ratcliffe, gerente de proyectos de la Fundación Thomson Reuters, ya había cumplido cinco años de condena tras ser detenida en 2016 en el aeropuerto de Teherán, acusada de conspirar para derrocar el sistema clerical que rige en Irán.

En el último año había estado en prisión domiciliaria por la crisis del coronavirus. Su condena terminó el 7 de marzo, sin embargo, el 14 de marzo volvió a ser juzgada y este lunes 26 de abril se ha hecho pública la sentencia de un año más de prisión. 

"Entonces, el abogado fue citado a la oficina (del juez) hoy y se le mostró el veredicto, pero no se le dio una copia. La sentencia de un año, más la prohibición de viajar de un año (que supongo que se ejecuta consecutivamente)", afirmó el marido de Nazanin, Richard Ratcliffe, en un email en el que también confirmó que en 20 días recurrirán la sentencia. 

Imagen de archivo de una protesta, liderada por el marido Richard Ratcliffe, frente a la embajada iraní en Londres del pasado marzo, cuando volvió a ser juzgada Nazanin.
Imagen de archivo de una protesta, liderada por el marido Richard Ratcliffe, frente a la embajada iraní en Londres del pasado marzo, cuando volvió a ser juzgada Nazanin. © Facundo Arrizabalaga / EFE

La familia y compañeros de la Fundación Thomson Reuters niegan los cargos de los que se le acusa. "La terrible experiencia de Nazanin debería haber terminado el 7 de marzo de 2021. En cambio, sigue detenida como rehén político en Teherán, víctima de una disputa internacional", dijo el director ejecutivo de la fundación, Antonio Zappulla, en un comunicado.

Nazanin Zaghari-Ratcliffe, ¿usada como 'moneda de cambio'?

Grupos de Derechos Humanos acusan a Irán de aprovecharse de los ciudadanos con doble nacionalidad para negociar con ellos como 'moneda de cambio', obtener dinero o influencia en negociaciones. Irán no reconoce la doble nacionalidad, por lo que los acusados no pueden recibir asistencia consular. La ONU ha calificado estas prácticas como "un patrón emergente" por parte de Irán. 

Irán niega que esas sean sus intenciones y defienden la independencia del sistema judicial. Sin embargo, familiares y partidarios creen que Zaghari-Ratcliffe podría estar siendo usada como moneda de cambio. 

Reino Unido pide que Nazanin pueda volver con su familia a territorio británico.
Reino Unido pide que Nazanin pueda volver con su familia a territorio británico. © Familia Ratcliffe / AFP

Reino Unido e Irán siguen en negociaciones por una disputa de una deuda de 530 millones de dólares. En 1979, antes de la Revolución Islámica, el Shah Mohammad Reza Pahlavi había pagado ese dinero por tanques Chieftain. Sin embargo, estos nunca fueron entregados e Irán pide la devolución del dinero. 

También podría estar relacionado el uso de Zaghari-Ratcliffe con las vigentes negociaciones por la reinstauración del pacto nuclear en Viena, un acuerdo firmado en 2015 por Estados entre los que figuran Reino Unido e Irán. 

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24