Israel: una estampida durante un festival religioso deja decenas de muertos

Los oficiales de seguridad y los rescatistas israelíes rodean los cuerpos de las víctimas que murieron durante las celebraciones de Lag B'Omer en el Monte Merón, en el norte de Israel, el viernes 30 de abril de 2021.
Los oficiales de seguridad y los rescatistas israelíes rodean los cuerpos de las víctimas que murieron durante las celebraciones de Lag B'Omer en el Monte Merón, en el norte de Israel, el viernes 30 de abril de 2021. © Ishay Jerusalemite / Behadrei Haredim vía AP

Tanto el primer ministro Benjamin Netanyahu como los medios locales aseguran que este es uno de los accidentes que ha dejado más muertos en la historia de Israel. El desastre ocurrió durante una peregrinación anual de judíos ultraortodoxos. 

Anuncios

Al menos 44 personas murieron y más de 150 resultaron heridas a causa de una estampida en un festival de judíos ultraortodoxos en el norte de Israel. Lo que comenzó como el típico peregrinaje anual a uno de los lugares más sagrados para los judíos, terminó en uno de los accidentes con más víctimas mortales en la historia del país. 

Como todos los años, miles de religiosos asistían este 30 de abril a la tumba en Galilea del rabino Shim Bar Yochai del siglo II para las conmemoraciones de Lag B'Omer. El festival incluye oración durante toda la noche, hogueras, canciones místicas y bailes.

En un momento de la noche, decenas de personas se agolparon en un pasillo de no más de tres metros de ancho y cuando llegaron a la pendiente resbaladiza de piso metálico que terminaba en unas escaleras, comenzaron a caer una sobre otra. 

Los judíos ultraortodoxos miran la escena donde se reportaron muertes entre los miles de judíos ultraortodoxos durante una estampida en el festival Lag B'Omer en el Monte Merón en el norte de Israel, el viernes 30 de abril de 2021.
Los judíos ultraortodoxos miran la escena donde se reportaron muertes entre los miles de judíos ultraortodoxos durante una estampida en el festival Lag B'Omer en el Monte Merón en el norte de Israel, el viernes 30 de abril de 2021. © Sebastian Scheiner / AP

Avraham Leibe, uno de los heridos, le explicó a la emisora pública israelí Kan que el “caos generalizado” comenzó cuando empezaron a descender por la pendiente del Monte Merón. “Nadie logró detenerse”, dijo desde una cama de hospital. 

La cantidad de personas era tal, que durante varios minutos la multitud quedó atascada en el pasadizo. Unos estaban asfixiados y otros eran pisoteados. Los videos publicados en las redes sociales mostraban cómo hombres ultraortodoxos, los paramédicos y la policía arrancaban láminas de hierro que hacían las veces de pared para que las personas pudieran salir por allí. 

“Yo estuve ahí y el festival estaba abarrotado. Había entre 60.000 y 70.000 personas, no había lugar para moverse. Y la gente empezó a caer al suelo, muchos cayeron al suelo”, le dijo a la agencia Reuters Wice Israel, un joven ultraortodoxo. 

Los medios israelíes estiman que había por lo menos 100.000 asistentes, una de las mayores aglomeraciones en el país desde que empezó la pandemia. De hecho, el festival en el Monte Merón fue prohibido el año pasado debido a las restricciones del Covid-19, pero esta vez sí se realizó ante la relajación de las medidas y la vacunación masiva en la que más de la mitad de los habitantes del país ya han recibido las dos dosis necesarias.

Lo que ocurrió después de la estampida en Israel

Otras de las imágenes muestran cómo decenas de cuerpos yacían en camillas en el suelo, unos cubiertos completamente con mantas de aluminio y otros con mantas blancas. También se ven ambulancias entrando y saliendo. 

Además, llegaron varios helicópteros hasta el sitio para transportar a los heridos a los hospitales, mientras que el ejército desplegó tropas de búsqueda y rescate para buscar a los sobrevivientes.

El primer ministro Benjamin Netanyahu respondió con la declaración de un día nacional de duelo, que se realizará el domingo, y en su cuenta de Twitter dijo que este era “uno de los desastres más graves que ha sufrido el Estado de Israel. Todos nos uniremos al dolor de las familias y rezaremos por el bienestar de los heridos”.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, visita el Monte Merón, en el norte de Israel, donde se informaron muertes entre los miles de judíos ultraortodoxos reunidos en la tumba de un sabio del siglo II para las conmemoraciones anuales, el 30 de abril de 2021.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, visita el Monte Merón, en el norte de Israel, donde se informaron muertes entre los miles de judíos ultraortodoxos reunidos en la tumba de un sabio del siglo II para las conmemoraciones anuales, el 30 de abril de 2021. © Ronen Zvulun / Reuters

“Realizaremos una investigación exhaustiva, seria y profunda para asegurarnos de que tal desastre no se repita”, agregó el mandatario.

En la mañana del viernes (hora local), las autoridades continuaban trabajando para identificar a todas las víctimas. Por otra parte, en la ultraortodoxa ciudad de Bnei Brak, cerca de Tel Aviv, los funcionarios y los trabajadores de la salud intentaban contactar a las familias de los desaparecidos. “La imagen se está aclarando lentamente”, dijo Kivi Hess, un portavoz municipal, a Channel 13 TV.

La cantidad de muertos que deja el accidente del Monte Merón se equipara con los 44 fallecidos que dejó el incendio forestal de 2010 en el Monte Carmelo y que era, hasta ahora, la tragedia civil más mortífera en la historia de Israel.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24