Afganistán en alerta ante la fecha límite para la retirada de tropas de EE. UU.

Desde este primero de mayo las tropas de Estados Unidos y de la OTAN comenzarán a abandonar Afganistán hasta el 11 de septiembre de 2021, tras casi 20 años de guerra.
Desde este primero de mayo las tropas de Estados Unidos y de la OTAN comenzarán a abandonar Afganistán hasta el 11 de septiembre de 2021, tras casi 20 años de guerra. © David Goldman / AP

Este primero de mayo era el día acordado entre los talibanes y el Gobierno de Estados Unidos para que las tropas de este país y de la OTAN salieran de Afganistán, como parte del acuerdo de paz firmado con este grupo insurgente. Sin embargo, Joe Biden anunció que esta fecha sería el inicio de la retirada y que el último soldado extranjero saldría el 11 de septiembre, algo que no ha gustado al Talibán.

Anuncios

Este primero de mayo es una fecha crítica para Afganistán. Donald Trump acordó con los talibanes que hoy saldría el último soldado extranjero del país, sin embargo, la realidad dice que todavía quedan varios meses de presencia militar de Estados Unidos y la OTAN en la zona. Joe Biden, a su llegada, aseguró que cumplir ese plazo era “imposible” y puso el 1 de mayo como la fecha de inicio de retirada, que se completaría para el 11 de septiembre.

Esta cuestión ha suscitado críticas por parte de los insurgentes talibanes, que aseguran, que la nueva administración estadounidense está incumpliendo lo acordado y se reservan el derecho de volver a atacar durante los meses restantes. Desde la firma del acuerdo de paz, sus acciones contra las fuerzas extranjeras se han ido reduciendo notablemente, enfocándose sobre todo en la lucha contra un enemigo común de los dos bandos: el Estado Islámico.

Combatir a Estado Islámico fue una pieza fundamental en los acuerdos con Estados Unidos y sus aliados occidentales, e iba serlo en los acuerdos de paz con el Gobierno de Kabul. Sin embargo, estos acuerdos de paz, en los que se pretendía establecer un modelo de convivencia conjunta tras la salida de las fuerzas extranjeras, están estancados desde hace meses.

El final de una guerra interminable

Joe Biden dio el visto bueno para retirar todas sus tropas de un campo de batalla que ha tenido más costos que beneficios para Estados Unidos y los aliados de la OTAN en general. El mandatario estadounidense calificó el conflicto de “guerra interminable” y dio el visto bueno a lo iniciado por su predecesor, Donald Trump, solo que más tarde. Desde hoy entre 2.500 y 3.500 militares estadounidenses irán abandonando el territorio, a los que hay que sumar otros 7.000 de la OTAN.

Tropas estadounidenses guardan filas en Afganistán en una imagen de archivo del año 2018.
Tropas estadounidenses guardan filas en Afganistán en una imagen de archivo del año 2018. © MASSOUD HOSSAINI / AP

El Ejército lleva semanas realizando inventario de sus materiales para catalogar qué se llevarán de regreso a Estados Unidos, qué material donarán al Gobierno afgano y qué venderán en los mercados del país. Biden anunció la nueva fecha para el 11 de septiembre de 2021, justo en el 20 aniversario del ataque a las Torres Gemelas que motivó la invasión al régimen talibán el 7 de octubre de ese año.

Joe Biden ha sostenido durante estas semanas que la misión inicial para la que se fue a este país ya fue cumplida hace más de 10 años, que no es otra que terminar con la vida del líder de la organización terrorista Al-Qaeda y autor intelectual de los ataques, Osama Bin Laden.

Esta guerra ha sido la más duradera en la que ha participado el país norteamericano y sus costes han sido muy alto. La agencia de noticias AP asegura que en estas dos décadas se han invertido más de dos billones de dólares en este conflicto, que ha generado la pérdida de 2.442 soldados estadounidenses y 1.144 del resto de aliados de la OTAN.

Además de esto, los principales perjudicados del conflicto fue la población civil, que ha visto con en 20 años, la guerra ha terminado con la vida de más de 47.200 civiles y ha hecho que millones de afganos se desplacen interiormente en el país o huyan como refugiados a otras naciones.

Además, la ganancia geopolítica del conflicto ha sido más bien escasa. Aunque en los primeros años se consiguió derrocar del poder a los talibanes y se les marginó a áreas muy reducidas del país, progresivamente han ido ganando territorio y se estima que actualmente son el poder fáctico de aproximadamente la mitad del territorio. Una amenaza que aumentaría ante una falta de consenso con el Gobierno afgano y la marcha de las tropas extranjeras.

Kabul se refuerza ante posibles ataques talibanes

La presencia militar se multiplico en la capital afgana y en las principales ciudades bajo el control gubernamental ante la posibilidad del inicio de las hostilidades talibanes. El grupo insurgente todavía no se ha pronunciado al respecto, pero se espera que en los próximos días su cúpula decida si atacar o no debido a que las tropas extranjeras no se hayan marchado el 1 de mayo.

La violencia contra los afganos se ha intensificado drásticamente en las últimas semanas, con más de un centenar de miembros del personal de las fuerzas de seguridad afganas asesinados.

Actualmente los talibanes siguen en negociaciones con Estados Unidos que eviten ataques directos contra las fuerzas armadas extranjeras en su retirada. La OTAN ya advirtió que si esto sucediera responderían con toda la fuerza disponible a los ataques.

Hombres afganos transfieren un ataúd de una víctima de la explosión de un coche bomba anoche en la ambulancia, en la provincia de Logar, Afganistán, el 1 de mayo de 2021.
Hombres afganos transfieren un ataúd de una víctima de la explosión de un coche bomba anoche en la ambulancia, en la provincia de Logar, Afganistán, el 1 de mayo de 2021. © Stringer vía Reuters

La sangría de atentados continúa en el país

Un nuevo atentado sacudió al país en las últimas horas tras la explosión de un coche bomba que mató al menos a 27 personas e hirió a varias decenas más en la provincia de Logar. El automóvil lleno de explosivos detonó en Pul-e Alam, la capital de Logar, cerca de la casa del exjefe del consejo provincial, Didar Lawang, portavoz del gobernador de Logar.

Entre las víctimas hubo estudiantes de secundaria y miembros de las fuerzas armadas de seguridad. De momento se desconoce la autoría, aunque un portavoz de los talibanes aseguró a la agencia de noticias Reuters que estaban investigando los hechos.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24