Israel confirma un alto al fuego "mutuo e incondicional" con Hamas en Gaza

Bombardeos de Israel sobre Gaza el jueves 20 de Mayo de 2021.
Bombardeos de Israel sobre Gaza el jueves 20 de Mayo de 2021. © Mahmud Ham - AFP

Tras once días de bombardeos, el Consejo de Seguridad de Israel aceptó un cese de las hostilidades en Gaza, que dejan 232 palestinos muertos, entre ellos 65 niños. Por otro lado, el grupo islamista Hamas, que con el lanzamiento de cerca de 4000 cohetes ha causado la muerte de 12 israelíes, confirmó a Reuters que la tregua iniciará a la 2 am (hora local) de manera “simultánea y recíproca”. Israel acepta la tregua tras considerar que los ataques han logrado gran parte de sus objetivos.

Anuncios

Tregua bilateral entre Israel y la milicia palestina Hamas tras once días de hostilidades. En medio de la creciente presión internacional y luego de que los combates causaran la muerte de 232 palestinos en la Franja de Gaza -incluyendo 65 niños- y de 12 israelíes, las partes accedieron a un cese al fuego, cuyo cumplimiento será monitoreado por Egipto. El pacto llega después de que fuentes del ejército israelí declararan que ya habían logrado la mayoría de sus objetivos en esta ofensiva, la más mortífera en años. 

En declaraciones telefónicas a la televisión Al Aqsa recogidas por Reuters, el portavoz del brazo armado de Hamas Abu Unaida señaló que si Israel vuelve a atacar Gaza antes de que empiece el alto al fuego a las 2 am del viernes, o si no respeta la tregua, la organización está lista para un lanzamiento masivo de cohetes hacia Israel.

"Con la ayuda de Dios pudimos humillar al enemigo [Israel], su frágil entidad y su salvaje ejército. El mundo entero vio la vergüenza de este régimen, cuyos líderes están orgullosos de atacar edificios y casas. También están orgullosos de matar niños y mujeres", añadió Abu Unaida.

El acuerdo de cese el fuego se produce después de que fuentes del Ejército de Israel informaran este jueves a los analistas bélicos de la prensa hebrea de que la mayor parte de los objetivos de esta ofensiva ya se habían logrado, según reporta el diario español El País. Esto es la destrucción de infraestructuras y la matanza de líderes pertenecientes a Hamas y a la llamada Yihad Islámica.

Este mismo jueves, el Ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, celebró el desarrollo de las operaciones del Ejército en su cuenta de Twitter. 

Egipto intervino para lograr la tregua que Estados Unidos "celebra"

El pacto se logró gracias a la intervención de mediadores egipcios, según reportan medios de ese mismo país, que están en contacto con ambas partes. Una fuente de la seguridad egipcia, citada por Reuters, informó que podrían empezar las negociaciones entre ambas partes una vez se implemente y se respete la tregua. Por esta razón, el presidente egipcio Abdelfatah al-Sisi ordenó a dos delegaciones desplazadas a Israel y a los territorios palestinos que trabajaran para fortalecer el acuerdo. 

De cara a trascender la tregua temporal, el mandatario egipcio también habló este jueves con su homólogo estadounidense Joe Biden y con el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, sobre la importancia de reemprender los esfuerzos internacionales para lograr una paz estable entre ambas partes, según informó la presidencia de Egipto.

Después de respaldar al principio "el derecho a defenderse de Israel", el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, entre otros jefes de Estado, terminó por pedir al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, su gran aliado en Medio Oriente, que rebajara las tensiones el pasado miércoles. 

Biden celebró este jueves la noticia de la tregua y anunció el envío de ayuda humanitaria a Gaza. Por otro lado, aseguró que apoyaría a Israel en el refuerzo de su sistema de protección aérea, llamada Cúpula de Hierro, que frenó el 90% de los cohetes lanzados por Hamas, según las autoridades israelíes. 

El líder de Hamas, Musa abu Marzuk, ya adelantó la noche del miércoles la posibilidad de un cese temporal de las hostilidades con Israel en una entrevista a la televisión libanesa. A cambio, la organización pedía al gobierno de Tel Aviv que las fuerzas armadas israelíes no volvieran a entrar en la mezquita de Al Aqsa y que se detuvieran los desalojos de la población palestina que reside en el barrio de Sheij Yarrah, en Jerusalén. Fuentes israelíes citadas por Reuters niegan que estos puntos formen parte del acuerdo de alto al fuego. 

Los orígenes del nuevo estallido: amenazas de desalojos de palestinos e incursión de la policía en la Explanada de las Mezquitas

La escalada de la violencia entre Israel y las milicias palestinas se entiende en el marco de un creciente malestar de la población palestina contra las políticas impulsadas por Israel, que la organización Human Rights Watch llegó a calificar de “apartheid”.

La génesis de los cruces recientes se dio en el inicio de la celebración del Ramadán, el mes sagrado musulmán, cuando las autoridades israelíes bloquearon las escalinatas de la Puerta de Damasco, entrada a la Ciudad Vieja y lugar de reunión habitual de los fieles durante la festividad. El objetivo oficial fue evitar aglomeraciones, pero despertó el rechazo de los palestinos, que protagonizaron varias noches de protestas, especialmente lideradas por jóvenes. El repudio llevó a revertir la medida, pero no acalló las manifestaciones.

La movilización se mantuvo en solidaridad con familias palestinas que enfrentan un posible desalojo de sus viviendas en el barrio Sheikh Jarrah, de Jerusalén Este. La Corte Suprema de Israel tenía previsto expedirse sobre este tema, aunque, a la postre, aplazó la audiencia. En ese lugar, colonos judíos reclaman las viviendas con supuestos títulos de propiedad anteriores a la creación del Estado de Israel. Sin embargo, los palestinos residen en los inmuebles desde los años cincuenta, cuando estaban bajo jurisdicción jordana -que debía entregarles títulos de propiedad, los cuales nunca fueron expedidos-. Lo que las autoridades israelíes justifican como una disputa histórica de bienes, para muchos árabes supone un paso más en el intento de expulsar a la población palestina que vive en la ciudad.

Un palestino discute con el miembro del parlamento israelí y supremacista judío de extrema derecha, Itamar Ben-Gvir, en el barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén Este, el 10 de mayo de 2021.
Un palestino discute con el miembro del parlamento israelí y supremacista judío de extrema derecha, Itamar Ben-Gvir, en el barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén Este, el 10 de mayo de 2021. © Gil Cohen-Magen / AFP

Por otro lado, en la noche del 22 al 23 de abril, un grupo de palestinos protestó contra una marcha de judíos de extrema derecha que llegaron a las puertas de la Ciudad Vieja al grito de “¡Muerte a los árabes!” en pleno Ramadán. El choque derivó en disturbios, que avivaron las tensiones entre estos dos grupos.

Por su parte, el 7 de mayo, el último viernes del mes sagrado musulmán, la policía israelí irrumpió en la Explanada de las Mezquitas para dispersar a los miles de fieles que terminaban el rezo en el templo de Al Aqsa. Los congregados se quedaron, en parte, en protesta contra los desahucios del barrio Sheikh Jarrah. Las cargas policiales desencadenaron disturbios que causaron más de 200 heridos, según la Media Luna Roja. 

Episodios a los que el brazo armado de Hamas reaccionó con el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia Israel. Frente a los cohetes, Israel respondió con bombardeos. Los ataques se intensificaron hasta la tregua de este viernes a las 2 am, hora local. 

Más de 200 muertos y ataque a la sede de Al Jazeera y AP en la ofensiva más mortífera desde 2014

Hasta este jueves, la ofensiva aérea de Israel dejó al menos 232 palestinos muertos, entre los cuales se contabilizan 65 niños. Además, al menos 10 personas murieron durante protestas en Cisjordania como consecuencia de la represión de las fuerzas de seguridad israelíes. Mientras que los cerca de 4000 cohetes lanzados desde Gaza causaron la muerte de 12 israelíes, incluidos 2 niños. 

Sin embargo, uno de los episodios que desató más reacciones internacionales fue el bombardeo por parte de Israel de un edificio que albergaba las oficinas en Gaza de la televisión catarí Al Jazeera y de la agencia de prensa estadounidense Associated Press. Tel Aviv alegó que en el inmueble se encontraba una sede de operaciones de Hamas y que pidió con diez minutos de antelación el desalojo del lugar.  Pero organizaciones como Reporteros Sin Fronteras vieron en el ataque un intento de silenciar la cobertura mediática de la ofensiva israelí en Gaza. 

Periodistas recorren las ruinas del edificio que albergaba al canal de noticias catarí Al-Jazeera y la agencia de noticias estadounidense Associated Press en Gaza, el 15 de mayo de 2021.
Periodistas recorren las ruinas del edificio que albergaba al canal de noticias catarí Al-Jazeera y la agencia de noticias estadounidense Associated Press en Gaza, el 15 de mayo de 2021. © Mohammed Abed / AFP

Estos once días de ataques suponen la escalada más mortífera desde que en 2014 Israel lanzara la operación “Muro Protector”, que consistió en la invasión de Gaza tras jornadas de bombardeos aéreos. El episodio duró 50 días entre julio y agosto de 2014. Durante esas semanas, el ejército de Israel mató a 2251 palestinos, de los cuales más de la mitad eran civiles. Israel perdió 67 militares y 6 civiles, según el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. 

El episodio actual se desarrolla tras las cuartas elecciones parlamentarias en dos años, comicios que no han logrado resolver la formación de un gobierno en Israel. Benjamin Netanyahu mantiene el rol de primer ministro en funciones, mientras es procesado por tres delitos de corrupción. 

La tregua supone un alto a las hostilidades que se estallan de forma intermitente, pero que se remontan a un problema latente desde la descolonización británica del territorio y la creación del Estado de Israel. 

La política de Israel no se entiende sin la alianza con las potencias occidentales, particularmente con Estados Unidos. País que, por ejemplo, con su derecho a veto bloqueó en tres ocasiones una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía el cese de las hostilidades entre Israel y las milicias palestina y el respeto al derecho internacional humanitario, particularmente hacia la vida de civiles.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24