Israel muda de Gobierno sin cambios de política hacia los palestinos

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, junto al primer ministro Naftali Bennett mientras posan para una foto de grupo junto con los ministros del nuevo Gobierno israelí, en Jerusalén, el 14 de junio de 2021.
El presidente de Israel, Reuven Rivlin, junto al primer ministro Naftali Bennett mientras posan para una foto de grupo junto con los ministros del nuevo Gobierno israelí, en Jerusalén, el 14 de junio de 2021. © Reuters/Ronen Zvulun

Se prevé nueva tensión en Jerusalén, luego de que este lunes el recién ratificado Ejecutivo que desbancó a Netanyahu aprobara una marcha nacionalista judía en la disputada ciudad. Por primera vez, la coalición que dirige el territorio incluyó a un partido árabe-israelí y dio participación real a las mujeres. Sin embargo, estos hechos no suponen una disminución de la violencia. Para muchos palestinos todo es "más de lo mismo".

Anuncios

Apenas fue nombrado primer ministro de Israel y la coalición de Gobierno de Naftali Bennett ya aprobó una polémica marcha judía nacionalista para este martes, que podría inflamar las tensiones con los palestinos.

Todos los años, ultranacionalistas israelíes celebran la agitada movilización, ondeando banderas azules y blancas y coreando consignas mientras marchan a través de la Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja y se dirigen al corazón del Barrio Musulmán, para celebrar la captura de Jerusalén oriental por parte de Israel en la guerra de 1967. Los palestinos consideran el festejo una provocación.

El grupo Hamás, que controla la Franja de Gaza, ya pidió a los palestinos a "resistir ante la marcha" y participar en lo que llama el 'Día de la Ira'. Emitió un comunicado pidiendo que muestren una "resistencia valiente" e instó a la gente a reunirse en las calles de la Ciudad Vieja y en la Mezquita Al-Aqsa para "levantarse frente al ocupante y resistirlo por todos los medios para detener sus crímenes y arrogancia".

Aunque se trata de un evento anual israelí, esta vez representa una prueba para la recién instalada coalición que desbancó al ya exprimer ministro Benjamin Netanyahu, duro en sus políticas frente a los palestinos –lo cual está por ver si esa misma línea perdurará–.

Un oficial de policía, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir con los medios de comunicación, dijo que se desplegarían alrededor de 2.000 policías.

La Embajada de Estados Unidos en Jerusalén prohibió a su personal y a sus familias la entrada a la Ciudad Vieja el martes por "posibles contramanifestaciones".

Esta marcha es aprobada pocas semanas después de que terminara uno de los capítulos más mortíferos de los enfrentamientos entre el Ejército de Israel y el grupo Hamás que domina la Franja. La escalada de violencia, con bombardeos israelíes sangrientos, dejó destruida la mayor parte del empobrecido enclave, con al menos 243 palestinos muertos, incluidos 66 niños, y 12 israelíes fallecidos, entre ellos dos menores.

El sentir palestino: el nuevo Ejecutivo israelí es "más de lo mismo"

Las esperanzas de un posible cambio de postura frente al conflicto palestino-israelí, debido a que por primera vez en la historia el Gobierno incluye a un partido de minoría árabe en el país, empiezan a diluirse. De hecho, para muchos palestinos el nuevo Ejecutivo en Israel es "más de lo mismo".

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, y el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, quien según lo acordado por la coalición lo sucederá en el cargo después de dos años, asisten a su primera reunión de gabinete en la Knéset, el Parlamento de Israel, en Jerusalén, el 13 de junio de 2021.
El primer ministro israelí, Naftali Bennett, y el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, quien según lo acordado por la coalición lo sucederá en el cargo después de dos años, asisten a su primera reunión de gabinete en la Knéset, el Parlamento de Israel, en Jerusalén, el 13 de junio de 2021. © Reuters/Ronen Zvulun

"A la gente no le importa. Ya vimos suficientes líderes israelíes, incluso los que hablaron de la paz, y nadie hizo nada", dijo un hombre identificado como Amjad, mientras atendía al público en su negocio de productos para el hogar en Ramala, y que prefirió no revelar su apellido por cuestiones de seguridad. Como él, miles de personas más aseguran que la historia se repetirá.

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, también se pronunció este lunes sobre el cambio de coalición en Israel y aseveró que el fin del mandato de Netanyahu acaba con el "peor periodo" en la historia del conflicto, aunque no confío en que el flamante nuevo Ejecutivo sea "menos malo que los anteriores".

Si bien hay líderes políticos como el dirigente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna en zonas reducidas de Cisjordania, que han manifestado cierto alivio por la salida de Netanyahu, gran parte de esa población en las calles no vislumbra un cambio.

En Gaza, donde sus habitantes aún viven en medio de los escombros de la reciente escalada de violencia, la apreciación tampoco es alentadora. "Lo que cambian son los rostros. Benet, Netanyahu, el daño continuará", menciona a EFE Mohamed Abdula, que trabaja de taxista en el enclave, bloqueado por Israel desde que el movimiento islamista Hamás tomó el poder por la fuerza en 2007.

Pero no se trata de una simple falta de credulidad. En su discurso de investidura del domingo, Bennett solo mencionó a los palestinos cuando les advirtió que cualquier forma de violencia sería respondida con vehemencia.

Bennett, el premier israelí religioso para los dos primeros años de Gobierno –luego lo sucederá su socio de coalición Yair Lapid, según lo acordado por el "bloque del cambio"–, es un veterano militar y cara visible de la ultraderecha religiosa del país. Incluso se desempeñó como director general del consejo Yesha, órgano que agrupa a los líderes colonos de Cisjordania.

Nueve ministerios dirigidos por mujeres; Netanyahu en la oposición

Uno de los cambios que muestra el nuevo Gobierno es la alta participación de mujeres, en comparación con administraciones anteriores. Nueve estarán dirigiendo ministerios entre los 27 con los que cuenta la nación.

Entretanto, Benjamin Netanyahu, también conocido como 'Bibi', se estrena en la oposición con advertencias a derrocarla.

Por la tarde, el recién nombrado primer ministro Naftali Bennett celebró una reunión de traspaso de mando con su predecesor, pero sin la ceremonia formal ni duración habituales –en vez de una hora, estuvieron 25 minutos–. Una señal de la persistente ira y hostilidad de Netanyahu que este lunes volvió a amenazar con deponer a sus rivales.

Bennett se comprometió a llegar a los aliados extranjeros desatendidos y curar las divisiones dentro de Israel.

Un cambio de ruta o la cancelación de la procesión en Jerusalén este martes 15 de junio podría exponer a su Gobierno a las acusaciones de Netanyahu, y sus aliados de derecha de otorgar a Hamás poder de veto sobre los eventos en la ciudad, que los palestinos también reclaman como propia para un eventual Estado.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24