Israel bombardea posiciones de Hamas tras el lanzamiento de globos incendiarios

Una de las casas palestinas destruídas a raíz de los ataques israelíes.
Una de las casas palestinas destruídas a raíz de los ataques israelíes. © MOHAMMED ABED / AFP

Después una breve calma en la Franja de Gaza, Israel bombardeó en la madrugada del 2 de julio una zona donde, según el Ejército, el grupo islamista Hamas fabricaba armas. El ataque reabre las hostilidades y pone en cuestionamiento el cese al fuego al que habían llegado las partes hace un mes tras una de las peores escaladas.

Anuncios

Como respuesta a unos globos incendiarios lanzados desde Gaza a Israel, el Ejército bombardeó un objetivo del grupo islamista en la Franja de Gaza. Hasta el momento no hay datos de víctimas provocadas por el ataque ni un pronunciamiento por parte de Hamas. 

El Ejército israelí comunicó que “aviones de combate atacaron un sitio de fabricación de armas” y agregó que la ofensiva se hizo “en respuesta al lanzamiento de globos incendiarios contra territorio israelí”. 

No es la primera vez que Israel lanza bombardeos como respuesta a los llamados globos incendiarios. De hecho, el mes pasado esta ofensiva se había desplegado varias veces. Según medios de la región, este ataque es el tercero desde el cese al fuego entre Hamas y el Gobierno israelí. 

El lanzamiento de dichos dispositivos es una de las tácticas de Hamas para hacer presión no solamente sobre Israel sino también frente a los mediadores internacionales para aliviar el bloqueo impuesto a Gaza desde 2007. 

En las últimas semanas, Israel había aliviado algunas de las restricciones permitiendo entrar combustible financiado por Qatar, ampliar la pesca en Gaza, al igual que abrir de a poco el comercio fronterizo. 

Sin embargo, el Gobierno israelí advirtió que la continuidad de las medidas dependería de las acciones de Hamas y aseveró que respondería incluso a ataques menores. 

Así, estos incidentes abren la puerta de nuevo a la hostilidad entre las dos partes e interrumpen la aparente calma que vivía la zona desde el 21 de mayo, cuando se dio el cese al fuego tras el duro enfrentamiento que se vivió durante 11 días. 

Gaza aún no se recupera de la última escalada bélica 

11 días duró el conflicto más sangriento desde 2014 entre el Ejército israelí y las fuerzas de Hamas, que dejó amplias zonas de Gaza completamente destruidas.

El enfrentamiento comenzó el 10 de mayo, tras el aumento del malestar de los palestinos por las acciones llevadas a cabo por las autoridades israelíes en el mes del Ramadán, la fiesta sagrada de los musulmanes, como desalojos y la incursión de la policía en la Explanada de las Mezquitas.

Las autoridades israelíes bloquearon el ingreso a la Ciudad Vieja por la Puerta de Damasco donde suelen reunirse los musulmanes para celebrar la festividad. 

Las fuerzas de seguridad israelíes escoltan a un palestino fuera de la puerta de Damasco.
Las fuerzas de seguridad israelíes escoltan a un palestino fuera de la puerta de Damasco. © AHMAD GHARABL/ AFP

Desde entonces se libraron fuertes ataques que dejaron un saldo de 232 palestinos muertos, incluyendo más de 60 niños, y 12 israelíes. 

La tregua llegó 11 días después mediante la intervención de mediadores egipcios. Sin embargo, con los nuevos ataques preocupa que las relaciones se pongan tensas y haya un nuevo recrudecimiento del largo conflicto.

Con EFE, AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24