Arce celebra triunfo con ritual andino en feudo de Evo Morales en Bolivia

El Alto (Bolivia) (AFP) –

Anuncios

Con flores al cuello y ritos aymaras, los partidarios de Evo Morales recibieron este sábado en la ciudad de El Alto a su heredero político y presidente electo de Bolivia, Luis Arce, a quien encomendaron devolverle al país la bonanza económica de la que gozaba antes del coronavirus.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido que fundó el expresidente Morales en 1997, montó este sábado una fiesta en la zona popular de Santa Rosa, en El Alto –un barrio de campesinos y mineros- para celebrar el triunfo en las elecciones presidenciales del domingo de su abanderado, un día después de que el órgano electoral declaró a Arce presidente electo.

Miles de personas de áreas urbanas y rurales acudieron al festín, en el que se observaban globos, fuegos artificiales, banderas del MAS y de Bolivia.

Arce y al vicepresidente electo, David Choquehuanca, fueron recibidos en medio de un ritual andino donde chamanes aymaras -ataviados con tradicionales ponchos y gorros de lana de alpaca- les colgaron coronas de flores al cuello, y en una mesa con palos de madera quemaron una pequeña llama para pedirle a la Pachamama (madre tierra) que los acompañe en su gobierno.

Ambos participaron de la fiesta desde un escenario y compartieron animadamente con sus seguidores cantando y bailando música folclórica en una extensa avenida de esta ciudad, vecina de La Paz.

"Festejamos el triunfo de la democracia, la libertad y la paz", dijo en su cuenta oficial de Twitter Arce, quien no dio declaraciones durante la celebración.

A pocos metros, la dirigente sindical campesina Raimunda Molloni, sonreía y aplaudía a su próximo presidente, en quien pone sus esperanzas para dejar atrás la crisis generada por el coronavirus en Bolivia, que ya ha contagiado a más de 140.000 personas y mató a más de 8.600.

"Durante estos meses hemos andado ocultos como ratones, dentro de las casas por el coronavirus, los niños llorando de hambre y los papás buscando trabajo donde no hay", dice a la AFP, Raimunda de 56 años.

Arce deberá enfrentar una economía duramente golpeada por la pandemia, con una contracción prevista del PIB de 6,2% en 2020. Pero su exitosa gestión como ministro de Finanzas durante los 13 años de gobierno de Evo Morales (2006-2019) abriga esperanzas en su desempeño.

"El hermano Arce ha mostrado su capacidad y ha convencido a los bolivianos. Ahora debe trabajar hasta con su enemigo para devolver la bonanza económica", sostiene Sonia Calle, una estudiante de 24 años.

Como ministro, este economista de 57 años logró elevar el Producto Interno Bruto de Bolivia de 9.500 millones de dólares anuales a 40.800 millones y redujo la pobreza del 60% a 37%.

- El bastión de Evo -

La ciudad de El Alto, ubicada a 4.000 metros de altitud, es considerada el bastión de Evo Morales, y la mayoría de sus 920.000 habitantes son de origen aymara y fieles al expresidente indígena.

En sus paredes de las casas y pequeños edificios de ladrillo color ocre típicos, es habitual encontrar consignas pintadas en las paredes en apoyo a Evo.

"Evo manda en El Alto, nadie discute eso", dice Pedro Roque, un vendedor callejero, quien lamenta que Morales está refugiado en Argentina tras renunciar a la presidencia por acusaciones de fraude en las elecciones de octubre de 2019, en las que buscaba una cuarta elección.

Tras la renuncia de Morales, los 'alteños' protestaron contra el gobierno de Jeanine Áñez, la exsenadora de derecha que asumió la presidencia del país de manera interina. Las manifestaciones, cerca de una planta de gas en la zona de Senkata, en el Distrito 8 de El Alto, fueron reprimidos por la policía con saldo de una decena de muertos y varias decenas de heridos.

El Distrito 8 tiene tradición de lucha. Sus vecinos se rebelaron en la llamada "Guerra del gas" de 2003, que dejó 60 muertos y condujo a la caída del presidente conservador Gonzalo Sánchez de Lozada.