Asume el cuarto jefe de gabinete del presidente de Chile Sebastián Piñera

Santiago (AFP) –

Anuncios

El exalcalde de la popular comuna de Estación Central de Santiago, Rodrigo Delgado, asumió este miércoles como nuevo ministro del Interior y jefe de gabinete de Chile, el cuarto del gobierno del conservador Sebastián Piñera.

Psicólogo, de 46 años, reemplaza en el cargo a Víctor Pérez, veterano exsenador del ultraconservador partido Unión Demócrata Independiente (UDI) y exalcalde designado por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), quien renunció el martes luego de que la Cámara de Diputados aprobó una Acusación Constitucional o juicio político en su contra, quedando suspendido temporalmente del cargo.

Pérez, quien ocupó solo 98 días el cargo, fue cuestionado por no haber desactivado una protesta de camioneros que bloqueaban carreteras.

Había reemplazado a Gonzalo Blumel, quien asumió como jefe de gabinete tras el estallido social del 18 de octubre de 2019, cuando reemplazó al primo del mandatario Andrés Chadwick, quien lo había acompañado en el mismo cargo en su anterior gobierno (2010-2014).

Antes de asumir como el cuarto ministro del Interior y Seguridad del gobierno de Piñera, Rodrigo Delgado, también militante de la UDI, fue alcalde por 12 años del municipio de Estación Central, un barrio comercial aledaño al centro de Santiago.

Una nueva ley que comenzó a regir este año le impedía acceder a una nueva reelección en las elecciones municipales de abril del próximo año.

Adversarios políticos destacaron el perfil más dialogante de Delgado respecto de su antecesor y su postura en favor de un cambio de la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet en el plebiscito del pasado 25 de octubre, cuando esa opción se impuso por un abrumador 78%.

"Le hemos encargado practicar y recorrer los caminos del diálogo, la colaboración y los acuerdos con todos los sectores de la sociedad chilena", dijo Piñera al investirlo.

"Estoy convencido de que la trayectoria del ministro Delgado constituye un apoyo y una garantía de que va a saber cumplir con esa parte de su labor como ministro de Estado", agregó el mandatario.

Otra de las principales tareas del nuevo ministro es impulsar el proceso de modernización de la Policía chilena, fuertemente cuestionada por las denuncias de violaciones a los derechos humanos en el control de las manifestaciones sociales que estallaron a partir de octubre de 2019.