Los muertos por el huracán Eta en Panamá ascienden a 17

Ciudad de Panamá (AFP) –

Anuncios

El número de muertos provocados por el ciclón Eta en Panamá se elevó a 17, mientras otras 68 personas permanecen en paradero desconocido, anunció este sábado el gobierno panameño, que decretó el estado de emergencia por los cuantiosos daños.

"Tenemos 17 personas fallecidas", dijo el ministro de Seguridad, Juan Pino.

El viernes, Pino anunció ocho víctimas fatales en la provincia occidental de Chiriquí, la más castigada por el temporal.

Además, 68 personas continúan en paradero desconocido, mientras el número de afectados se elevó a más de 2.500, manifestó Pino.

En Chiriquí, la tormenta causó los mayores estragos, con destrucción de viviendas, carreteras, puentes y cultivos, aunque otras provincias occidentales como Bocas del Toro y la comarca indígena Ngäbe Buglé también sufrieron cuantiosas pérdidas.

Tras dejar grandes daños y decenas de muertos y de desaparecidos en Centroamérica, principalmente en Guatemala, Eta se dirige ahora a Cuba.

Pino detalló también que más de 800 personas han sido evacuadas de diferentes zonas del país y más de 150 permanecen incomunicadas.

Esta sábado, debido a un clima favorable, los aviones de rescate han podido sobrevolar algunas de las zonas afectadas a las que no habían podido llegar por el mal tiempo.

"Quedaron incomunicados y atrapados en medio de la nada, luego que la furia de la naturaleza destruyera todo a su paso", señaló Pino.

En las operaciones de rescate, en las que intervienen cerca de 2.000 personas, también participan más de una docena de aeronaves, entre ellas de Colombia y Estados Unidos.

Muchos de los afectados se encuentran distribuidos en 29 albergues temporales.

La situación ha provocado que el gobierno declarara este sábado, tras una reunión extraordinaria, el estado de emergencia en siete provincias del país y en la comarca Ngäbe Buglé.

Además aprobó 100 millones de dólares "que serán destinados de manera inmediata para atender la situación en esas regiones", indicó la presidencia panameña en un comunicado.

La situación es "crítica" en la producción de alimentos y en infraestructuras, lo que evidencia "la urgente necesidad" de rehabilitar caminos de acceso, suministrar insumos médicos, alimentos y artículos de primera necesidad a la población afectada, agregó la nota.