EEUU reprocha a la AMA la propuesta de penalizar a países que retiren financiación

Montreal (AFP) –

Anuncios

Las tensiones entre la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y Estados Unidos se reavivaron este jueves cuando un representante del gobierno de Washington tildó una propuesta para sancionar a países que retiren financiación como un "ataque directo a Estados Unidos".

Responsables de ambas partes hicieron llamados a la cooperación durante la reunión virtual del Consejo de Fundación de la AMA.

Sin embargo, Anthony Jones, representante de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos (ONDCP), rechazó contundentemente la propuesta de castigar a los países miembros de la AMA que opten por retirar financiación.

Esta misma medida fue aconsejada por la ONDCP a los legisladores de Estados Unidos el pasado junio, señalando a la AMA por no aplicar reformas que considera necesarias para su sistema de gobernanza.

Washington contribuyó con 2,7 millones de dólares al presupuesto de la AMA de 2020, que consta de un total de 37,4 millones de dólares.

Durante sus reuniones virtuales de esta semana, el comité ejecutivo de la AMA y el Consejo de Fundación analizaron posibles sanciones contra los países miembros que suspendan sus pagos, señanado que la amenaza de Estados Unidos expone un vacío en el código de la AMA.

El jueves, la agencia expuso las diversas reformas que está llevando a cabo después de haber recibido críticas no solo de Washington sino también de grupos de atletas y de organizaciones nacionales antidopaje por falta de transparencia e independencia.

La AMA decidió nombrar a dos miembros independientes en su Comité Ejecutivo, cuyos doce integrantes están compuestos a partes iguales por representantes del movimiento olímpico y de los gobiernos.

También creó un grupo de trabajo para proponer nuevas reformas y evaluar las ya aplicadas. Para el presidente de la AMA, Witold Banka, se trata de "mejoras significativas hacia una mayor independencia".

"Estas reformas son solo el comienzo", remarcó.

Tanto Banka como el director general de la AMA, Olivier Niggli, subrayaron la necesidad de cooperación entre la agencia y Estados Unidos.

"Estoy listo para trabajar mano a mano con nuestros colegas de Estados Unidos", dijo Banka. "Nos necesitamos mutuamente".

Washington está en desacuerdo con la AMA en varios temas, incluyendo las reservas de la agencia sobre una legislación que se está abriendo paso en el Congreso estadounidense que permitiría la persecución penal del dopaje.

La AMA sostiene que la ley podría socavar sus propios esfuerzos por vigilar el dopaje en el deporte internacional y no aplicarse a atletas profesionales y universitarios de Estados Unidos.

En otros asuntos discutidos, Niggli reconoció que la pandemia de coronavirus podría crear "agujeros" en los programas de pruebas antidopaje de algunos países en el período previo a los Juegos Olímpicos de Tokio.