Colectivo de oenegés ante corte holandesa para obligar a Shell a reducir emisiones

La Haya (AFP) –

Anuncios

Un colectivo de oenegés se enfrentó a Shell este martes en un tribunal holandés, en un intento histórico por obligar al gigante petrolero a cumplir los objetivos de emisiones del Acuerdo de París sobre el clima.

El caso fue lanzado en abril de 2019 por Milieudefensie, una rama de la organización internacional Amigos de la Tierra en Holanda, y no tiene precedentes, según sus promotores, satisfechos con que más de 17.300 ciudadanos holandeses se hayan constituido partido civil.

Junto con otras seis oenegés de defensa del medio ambiente y ayuda al desarrollo, incluidas Greenpeace y ActionAid en Holanda, Milieudefensie denuncia una "destrucción del clima" por parte de Royal Dutch Shell, una de las principales compañías petroleras del mundo.

"La política de empresa de Royal Dutch Shell entra en conflicto con los objetivos climáticos mundiales", declaró el martes Roger Cox, abogado de las oenegés, durante la audiencia en el tribunal de La Haya.

La compañía "pone así en peligro a la humanidad, los derechos humanos, las generaciones futuras, el medioambiente y la naturaleza", añadió Cox.

"El grupo Shell es el undécimo mayor contaminante industrial del mundo en emisiones de CO2. Forma parte del grupo de 25 multinacionales que provocaron la mitad de las emisiones industriales mundiales de efecto invernadero de los últimos 30 años", recalcó.

- Sin "base legal" -

El abogado defensor de Shell, Dennis Horeman, afirmó que la compañía "había tomado medidas importantes de apoyo a la transición energética", un proceso que, según él, "es una toma de decisiones política".

"El caso es que Milieudefensie tampoco apoya sus reivindicaciones en una base legal. No hay una ley que considere las emisiones de CO2 de Shell ilegales actualmente", indicó Horeman

El tribunal de La Haya celebra a partir del martes cuatro días de vistas sobre el caso, de forma escalonada hasta mediados de diciembre.

Milieudefensie considera que es imposible que se respeten el Acuerdo de París por el clima sin que los "grandes contaminadores como Shell" sean obligados a tomar medidas.

Las oenegés quieren que el tribunal holandés ordene a Shell reducir sus emisiones de CO2 en un 45% para 2030, "conforme al Acuerdo de París".

La multinacional angloholandesa prevé actualmente reducir la "huella de carbono neta" de los productos vendidos a sus clientes en un 30% para 2035 y en un 65% para 2050.

- Cambio "desastroso" -

"Pedimos al juez que obligue a Shell a dejar de contribuir con un cambio climático peligroso y desastroso", afirmó Donald Pols, el director de Milieudefensie ante el tribunal.

"El argumento principal de Shell es decir que todo el mundo es responsable: el consumidor, el Estado, la comunidad internacional, todo el mundo salvo Shell, el mayor contaminante de Holanda", denunció.

Desde el Acuerdo de París firmado en 2015, cuyo objetivo es contener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 ºC, muchas empresas se han comprometido a reducir sus emisiones de CO2. Shell promete, por ejemplo, la neutralidad de carbono para 2050.

A pesar de estos compromisos, el grupo dedica solo del 3 al 5% de sus inversiones a las energías renovables, según un informe publicado en julio.

En un caso histórico presentado por la organización medioambiental Urgenda, la Corte Suprema de Holanda ordenó el año pasado al Estado a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 25% para fines de 2020, lo que según Milieudefensie sentó precedente para su iniciativa.