África debe "intensificar su preparación" para la vacunación contra el covid-19

Brazzaville (AFP) –

Anuncios

Menos afectada por el covid-19 que el resto de continentes, África comienza una carrera por la vacuna sembrada de obstáculos financieros, logísticos y culturales, con una preferencia en algunos grandes países por las propuestas más baratas, como AstraZeneca.

El continente espera vacunar al "3% de los africanos de aquí a marzo de 2021 y al 20% de aquí a finales del próximo año", declaró el 26 de noviembre la directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Matshidiso Moeti, en Brazzaville.

Se estima que el despliegue de la vacuna en África entre la "población prioritaria" cueste 5.700 millones de dólares, con "costes suplementarios de entre el 15% y el 20% para el material de inyección y la entrega de las vacunas", según la OMS.

De los 47 países de la región África de la OMS, "sólo cerca de la cuarta parte dispone de planes adecuados de recursos y financiación", lamenta la agencia de la ONU, que pidió a los gobiernos "intensificar su preparación para la vacunación contra el covid-19".

Para la financiación, los países africanos con ingreso bajos o medios deben contar con el apoyo del "Covax", una alianza internacional dirigida por la OMS que negocia con los laboratorios un acceso igualitario a las vacunas.

Tierra de todas las epidemias, a menudo sin vacuna, como el paludismo o el sida, África se vio relativamente poco afectada por el covid-19, con 52.000 muertos y 2,2 millones de casos registrados oficialmente (de una población de unos 1.250 millones de habitantes).

Sudáfrica, el país más afectado del continente (cerca de 800.000 casos y más de 21.000 muertos), espera obtener sus primeras dosis antes de mediados de 2021, según el epidemiólogo Salim S. Abdool Karim, consejero del gobierno.

- Eficacia versus coste -

"Si sólo podemos vacunar a entre el 30% y el 40% de la población, o al menos a la población adulta, esto nos ayudaría a gestionar la transmisión del virus", añade el profesor especialista en vacunas Shabir Madhi, de la universidad de Witwatersand.

Actualmente se están realizando tres ensayos de vacunas en Sudáfrica, incluido el de AstraZeneca/Universidad de Oxford, que anuncia dosis por 2,50 euros (unos tres dólares), más barato que sus competidores Pfizer/BioNTech y Moderna.

Pero su vacuna tiene una eficacia media del 70%, frente a un 90% de los dos otros fabricantes, según los resultados de los estudios comunicados por los tres laboratorios. AstraZeneca anunció un "estudio suplementario".

Para el profesor Shabir Madhi, es preferible contar con una vacuna eficaz en un 60% o 70% en Sudáfrica, accesible a gran parte de la población, que con una vacuna más eficaz pero inalcanzable para el 50% de la población.

Como Sudáfrica, Kenia participa igualmente en los ensayos del laboratorio AstraZeneca, dejando la puerta abierta "a otras oportunidades de colaboraciones".

- Reticencias culturales -

Marruecos (cerca de 360.000 casos, 5.915 fallecidos) optó por AstraZeneca y la china Sinopharm, esperando lanzar una campaña desde finales de este año.

En Nigeria, país más poblado de África (unos 200 millones de habitantes, con más de 675.000 casos y 1.173 muertos registrados oficialmente), "estamos en contacto con todos los países y las empresas que han desarrollado la vacuna, incluido Estados Unidos, China y Pfizer", declaró a la AFP el jefe de la autoridad sanitaria, Shuaib Faisal.

"Alrededor de 44 millones de nigerianos serán los primeros objetivos cuando la vacuna esté disponible", añadió.

Además del desafío logístico (la cadena del frío), África deberá enfrentarse a reticencias culturales. Una desconfianza agravada por unas polémicas declaraciones de un médico francés que, a principios de la pandemia en marzo, invitaba a probar las vacunas en África, "donde no hay mascarillas, tratamiento, reanimación".

Madagascar forma parte de los reticentes. "Aún no tenemos una posición con respecto a la vacuna. Es decir, no estamos inscritos en la lista de futuros países beneficiarios", declaró a finales de noviembre la portavoz del gobierno, Lalatiana Rakotondrazafy Andriatongarivo.

En Sudáfrica, se estima que un tercio de la población tiene dudas ante la vacuna, según el epidemiólogo Salim S. Abdool Karim.