Cita para la puesta de largo del breakdance, la halterofilia a examen

Lausana (Suiza) (AFP) –

Anuncios

¿La bienvenida al breakdance y el adiós a la halterofilia? Antes incluso de los Juegos de Tokio, el COI debe validar el lunes el programa de los Juegos-2024 de París, con una doble preocupación: modernizar su fiesta del deporte y sanear algunas disciplinas.

Lo principal que se pondrá en juego el lunes, y que ha sido objeto de intensas rivalidades en los despachos entre aspirantes a portar el adjetivo de olímpico, será cuáles de esos deportes adicionales serán admitidos junto a los 28 invitados clásicos de los Juegos de Verano.

Entre esos nuevos llegados, que no tienen aún garantizada su continuidad en el tiempo, la escalada, el skateboard y el surf estarán ya en los Juegos de Tokio, aplazados un año al verano boreal de 2021.

Pero el Comité Olímpico Internacional no esperará a ese primer examen para decidir su presencia en París y prefiere dar lo antes posible "certezas" a deportistas y organizadores, explicó en julio su presidente, Thomas Bach.

La incertidumbre es mínima y la escalada, el skateboard y el surf serán probablemente confirmados.

Al igual que el breakdance, preferido por París-2024 al karate, presente en Tokio, y que suscitó entusiasmo en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires en 2018.

Estos cuatro deportes "contribuyen a hacer el programa de los Juegos Olímpicos más joven, más urbano, con un mejor equilibrio entre sexos", lanzó Bach en marzo de 2019.

- La batalla del parkour -

Al espectáculo nacido de sus proezas acrobáticas, que han seguido progresando desde su nacimiento en los años 1970 sobre el asfalto del Bronx, el breakdance agrega una dimensión artística extraña a los Juegos de Verano.

El COI también tendrá que elegir entre las propuestas de las federaciones olímpicas para retocar sus eventos, con dos criterios: no sobrepasar la cuota total de 10.500 deportistas y no implicar construcciones de nuevas sedes.

Para feminizar sus podios, muchos deportes han creado nuevas pruebas mixtas -en ciclismo, pentatlón, vela o taekwondo- pero otras avanzan nuevos formatos: eslalon extremo en canotaje, remo de mar o triatlón de eliminación.

El caso más delicado es el del parkour, un arte tan atlético como poético de desplazamiento urbano reivindicado para el escenario olímpica por la Federación Internacional de Gimnasia (FIG).

Pero la organización 'Parkour Earth' no ha dejado de rebatir esta afiliación y asegura en una carta enviada el 1 de diciembre al COI que la FIG "no comprende ni respeta el sistema de valores único" de la disciplina, además de desconocer "su finalidad".

- "Cultura de la corrupción" -

Además de estas consideraciones deportivas y políticas, otro caso ha estado estos últimos meses en la mesa del organismo olímpico: el de la halterofilia, que el COI amenaza con tachar de París-2024 por una serie de escándalos.

La decisión sería histórica: practicada desde la Antigüedad, esta disciplina de fuerza estuvo presente en los primeros Juegos modernos, en Atenas-1896. Mientras que en Europa su popularidad queda reducida a los países del Este, en Asia y Medio Oriente está muy desarrollada.

Pero en enero, la televisión alemana ARD denunció en un documental una "cultura de la corrupción" destinada a ocultar el uso del dopaje, acusaciones sobradamente confirmadas en junio por un informe del jurista canadiense Richard McLaren, y luego a finales de octubre por una investigación de la Agencia Mundial Antidopaje.

Bajo presión, el húngaro Tamas Ajan, de 81 años, dimitió en abril, luego de presidir durante 20 años la Federación Internacional (IWF).

Pero su sustituta interina a cargo de hacer la limpieza, la estadounidense Ursula Garza Papandrea, fue apartada a mediados de octubre en turbias circunstancias, sustituida dos veces en cuatro días para gran disgusto del COI.

"Muy preocupada", la instancia olímpica no deja de presionar a la IWF para reformarse, pero podría darse tiempo para tomar una decisión: esperó por ejemplo a mayo de 2019 para retirar a la Federación de Boxeo la organización de su propio torneo olímpico en Tokio.