Y el 'Checo' por fin ganó en una F1 menos previsible durante la pandemia

Sakhir (Baréin) (AFP) –

Anuncios

"La Fórmula 1 ha salido ganando". El análisis realizado por Daniel Ricciardo tras el Gran Premio de Sakhir, que vio el primer triunfo en la categoría de Sergio 'Checo' Pérez, podría aplicarse a una temporada 2020 a la que la pandemia de covid-19 hizo menos previsible.

"Espero no estar soñando... Diez años me ha llevado y no sé qué decir", declaró el mexicano tras su histórico triunfo, muestra de una F1 más abierta y emocionante en su versión 'covid-19'.

Si al final fueron otra vez los mismos los que han ganado -el británico Lewis Hamilton, ahora siete veces campeón mundial, y su escudería, Mercedes-, las cifras de victorias y de podios hablan por sí mismas.

A una prueba del final, este fin de semana en Abu Dabi, cinco pilotos (Lewis Hamilton, Valtteri Bottas, Max Verstappen, Pierre Gasly y Sergio Pérez) han levantado los brazos, los dos últimos por primera vez.

Otros ocho (Charles Leclerc, Sebastian Vettel, Daniel Ricciardo, Lance Stroll, Carlos Sainz Jr, Esteban Ocon, Alexander Albon y Lando Norris) han subido al podio, los tres últimos por primera vez.

Comparando con 2019, ganaron cinco pilotos (Hamilton, Bottas, Vettel, Leclerc y Verstappen) y solo otros tres (Daniil Kvyat, Gasly y Sainz) subieron al podio.

Cinco constructores fueron recompensados el año pasado (Mercedes, Ferrari, Red Bull, McLaren y Toro Rosso), frente a los siete de 2020 (Mercedes, Ferrari, Red Bull, McLaren, Renault, Racing Point y AlphaTauri).

Está claro que el último cambio importante de la reglamentación técnica y deportiva (pasar a dos motores híbridos) se remonta a 2014, por lo que el rendimiento se iguala año a año.

- Circuitos inéditos -

Pero con la puerta cerrada en varios países debido a la pandemia, la F1 se vio obligada a cambiar su calendario, visitando circuitos inéditos o por los que no había pasado en mucho tiempo (Mugello e Imola en Italia, Nürburgring en Alemania, Portimao en Portugal, Estambul en Turquía y el trazado exterior del circuito de Baréin, este último fin de semana).

Además se probó en Imola un formato de competición con un gran premio en dos días, en lugar de los tres habituales, rebajando el número de ensayos.

En Sakhir el domingo, además de Pérez, Esteban Ocon logró su primer podio y también subió a la caja Lance Stroll. Antes, en Mugello, Nürburgring, Imola o Estambul (victoria y título de Hamilton) las carreras fueron abiertas y divertidas, a diferencia de otros años, en los que Mercedes imponía sin discusión su superioridad.

De esta forma han surgido voces que piden un calendario más cambiante para que las escuderías no se acomoden en circuitos que conocen a la perfección.

El 'paddock' y los telespectadores (la mayor parte de las carreras se disputó a puerta cerrada) también están satisfechos del regreso de trazados 'a la antigua', que no perdonan los errores de pilotaje.

- 'Aparcamientos de supermercado' -

"Siempre dije que estaba en contra la dirección tomada por la F1 que consistía en correr en aparcamientos de supermercado", resumió el jefe de Mercedes Toto Wolff. "Esto disminuye la aportación del piloto y sus cualidades", añadió.

"Claro, se pueden adaptar la mayor parte de estos circuito a los estándares (reemplazando las zonas de salida asfaltadas por gravilla, por ejemplo), estas carreras históricas siempre tendrán un alma", completó el austriaco.

El calendario provisional de 2021 (con 23 carreras) regresa al planteamiento anterior a la pandemia, a pesar de que cuenta con la vuelta de Zandvoort (Holanda) tras 36 años de ausencia y el estreno en Arabia Saudita, en un circuito urbano.

Tras la deserción de Vietnam, una plaza ha quedado abierta en abril y podría recuperarla uno de los circuitos que han animado este 2020.

Finalmente las consecuencias económicas de la pandemia han provocado que la categoría reina está más limitada económicamente y por tanto igualada: El techo de gasto de las escuderías introducido en 2021 estaba inicialmente fijado en 175 millones de dólares y fue bajado a 145 millones de dólares (132 millones de euros), 140 millones en 2022 y 135 millones para 2023-2025.