Australia abandona desarrollo de su propia vacuna anticovid-19 tras falso diagnóstico de VIH

Sídney (AFP) –

Anuncios

Australia abandonó los ensayos para generar una vacuna contra el covid-19 a raíz de un falso positivo al VIH, el virus del sida, entre los participantes, anunció este viernes el gobierno de Canberra.

Aunque la vacuna parecía prometedora contra el nuevo coronavirus y pese a que no hay ningún riesgo de que transmita el VIH, el gobierno decretó suspender los ensayos debido al temor de socavar la confianza de la población en las vacunas, declaró el secretario del ministerio de Sanidad, Brendan Murphy.

La vacuna australiana, que estaba en la primera fase de los ensayos en la Universidad de Queensland, utilizaba una baja cantidad de proteína del VIH. Y activó una respuesta de anticuerpos que podría interferir con el diagnóstico del VIH, explicó el ministro de la Salud, Greg Hunt.

El resultado llevó al gobierno a anular el proyecto de comprar millones de dosis de esta eventual vacuna y a reforzar los pedidos de las de AstraZeneca y Novax, declaró el primer ministro, Scott Morrison.

"Tras el parecer de los científicos, la vacuna de la Universidad de Queensland no podrá continuar y dejará de formar parte del plan de vacunación de Australia", declaró Morrison.

El profesor Paul Young, de la Universidad de Queensland, insistió en que la proteína VIH que se utilizaba en la vacuna es "totalmente inofensiva" y no supone ningún riesgo para la salud de los participantes en el ensayo.

Según el gobierno, este anuncio no cambia el programa de la campaña de vacunación en marzo.

Australia ha registrado 28.000 casos de covid-19 entre su población de 25 millones de habitantes, y unos 900 muertos.