Estadounidenses Harris y Kuchar conquistan su tercer título del PGA QBE Shootout

Miami (AFP) –

Anuncios

Los golfistas estadounidenses Harris English y Matt Kuchar conquistaron el domingo el QBE Shootout, siendo la primera pareja en sumar tres títulos de este torneo del circuito PGA y alcanzando la mejor marca de la competición.

English y Kuchar, números 29 y 34 del ranking mundial respectivamente, ya habían ganado este torneo de parejas en 2013 y 2016.

El dúo levantó el trofeo después de lograr la mejor marca de la historia del evento con un total de 179 golpes, 37 bajo par, al término de las tres rondas en el Tiburon Golf Club de Naples (Florida).

Este domingo, English y Kuchar cerraron su actuación con una tarjeta de 60 golpes, 12 bajo par, con seis birdies y un eagle en los últimos ocho hoyos.

"Como equipo, hemos aplastado esta semana", se felicitó English. "Tienes que hacer putt bien en todos los formatos y lo hicimos".

"Se sentía como un golf bastante fácil aquí. Fue muy divertido jugar", afirmó.

La pareja batió así su propio récord de baja puntuación - los 182 golpes establecidos en 2013 - y se llevaron el trofeo con nueve golpes de distancia sobre un trío de parejas que compartieron la segunda plaza.

"Hemos hecho un récord increíble", dijo Kuchar. "Nos va a costar mucho trabajo alcanzarlo".

Con un total de 188 golpes, el segundo puesto fue compartido por las parejas que formaban el eslovaco Rory Sabbatini con el estadounidense Bubba Watson, quienes defendían el título logrado el año pasado; el estadounidense Lanto Griffin con el canadiense Mackenzie Hughes y los también estadounidenses Sean O'Hair y Kevin Tway.

Por su parte, el dúo formado por el colombiano Sebastián Muñoz y el chileno Joaquín Niemann cayó hasta la última posición (198 golpes, 18 bajo par) al firmar el domingo una tarjeta final de 68 golpes.

El mexicano Abraham Ancer y el estadounidense Matthew Wolff terminaron en la penúltima plaza con un total de 195 golpes, 21 bajo par.

Este evento de tres días, en el que compitieron 24 jugadores divididos en parejas, se celebró sin la presencia de espectadores a causa de la pandemia de coronavirus.