Naufragio entre Venezuela y Trinidad y Tobago deja 11 muertos y varios desaparecidos

Caracas (AFP) –

Anuncios

Un nuevo naufragio registrado entre Venezuela y Trinidad y Tobago dejó al menos 11 muertos, entre ellos tres niños, y un número indeterminado de desaparecidos, confirmaron autoridades trinitenses en un comunicado difundido este domingo.

La Guardia Costera de Trinidad informó en un comunicado que el 12 de diciembre "recibió información de las autoridades venezolanas indicando que 11 cuerpos habían sido recuperados ese día en aguas cercanas a la localidad costera venezolana de Güiria", en el estado Sucre (noreste) y cuyas costas son cercanas al país insular.

La información preliminar sugiere que el bote zarpó "el 6 de diciembre con más de 20 personas", según el escrito.

Hasta ahora ni el gobierno ni la policía judicial de Venezuela ha respondido a los llamados de la AFP para confirmar el incidente.

El diputado opositor Robert Alcalá, que representa al estado Sucre, dijo, basado en una minuta policial a la que tuvo acceso, que los cadáveres estaban amarrados entre sí, al parecer para protegerse en medio del fuerte oleaje, y en avanzado estado de descomposición.

Fueron trasladados a un muelle de la Guardia Nacional en Güiria y de allí a una morgue en la capital del estado, Cumaná.

Según la minuta, que envió a la AFP, el rescate de los cuerpos fue realizado por una embarcación de la Armada venezolana durante un recorrido, a unos 13 km de la costa de Güiria.

Se hallaron cuatro mujeres, otros tantos hombres, dos niños y una niña.

En la peligrosa travesía entre Güiria y Trinidad, un centenar de personas han desaparecido solo entre 2018 y 2019.

"Ahora se suman estos desaparecidos", recalcó Alcalá, que ha señalado la existencia de mafias de trata de personas que operan entre Venezuela y Trinidad y Tobago.

- "Siguen zarpes ilegales" -

El parlamentario recalcó que los zarpes ilegales hacia el país vecino no se han detenido por la supuesta complicidad de autoridades que permiten las salidas clandestinas, muchas veces en precarias embarcaciones y con sobrepeso.

Alcalá indicó además que el bote "presuntamente estuvo detenido en Trinidad y lo regresaron a Venezuela", como parte de las medidas migratorias que ha venido aplicando ante la llegada de venezolanos que huyen de la crisis.

"Las autoridades trinitenses han cometido la violación del principio de no devolución entre naciones y han cometido la irregularidad de deportar a la gente en los mismos botes ilegales en los que llegan", denunció.

Sin embargo, la Guardia Costera de Trinidad y Tobago señaló que no había "interceptado ningún barco procedente de Güiria el 6 de diciembre, ni en ningún otro momento posterior".

Por el contrario, señalaron haberse sumado a un "esfuerzo de búsqueda conjunto con las autoridades venezolanas".

El pasado 28 de noviembre, las autoridades trinitenses deportaron a 160 venezolanos tras acusarlos de ingresar al país "ilegalmente", pocos días después de una polémica repatriación por vía marítima que incluyó a 16 menores de edad.

La ONU estima que más de cinco millones de venezolanos salieron de su país desde 2015 forzados por la aguda crisis, de los cuales unos 25.000 eligieron como destino Trinidad y Tobago. El país, de 1,3 millones de habitantes, dice haber ha facilitado el registro a 16.000.