Develan en Ecuador placa "de la ignominia" por caso de corrupción que implica a Correa

Quito (AFP) –

Anuncios

La Procuraduría de Ecuador develó este lunes una placa con un mensaje sobre el manejo de dinero público, cuya colocación da cumplimiento a parte de la sentencia contra el expresidente Rafael Correa y una decena de excolaboradores por corrupción.

La placa fue instalada en uno de los accesos al palacio de Carondelet, sede del gobierno nacional, en el centro histórico de Quito. En ella constan el nombre del exmandatario, del exvicepresidente Jorge Glas y de otras 18 personas, entre exfuncionarios de gobierno y empresarios, condenados por el caso "Sobornos 2012-2016".

A continuación se lee un mensaje en español y kichwa que dice: "Los recursos públicos siempre deben ser administrados honradamente. El servicio público no es otra cosa que un servicio a la comunidad con sujeción a los principios de la ética".

La justicia ecuatoriana estableció que Correa y varios de sus excolaboradores, sentenciados a ocho años de cárcel, recibieron sobornos a cambio de contratos con diversas empresas.

"Esta es una placa de la ignominia. Esta es una placa en donde constan y queda constancia para las futuras generaciones que los más altos personeros de un país cometieron un delito, recibieron coimas y con esas coimas se beneficiaron personalmente o pretendieron beneficiar a su movimiento político", dijo el procurador Íñigo Salvador durante la develación de la placa.

Agregó que "esto no es una celebración, es una diligencia judicial que lo único que muestra es que en este país se cumple la ley".

La placa además indica el número del proceso judicial, el nombre que se le dio al caso y precisa que la sentencia fue dictada en abril pasado y ratificada en última instancia.

Salvador consideró que con este acto se cumple con parte de la sentencia para "reparar simbólicamente el daño inmaterial causado" al Estado.

El exmandatario, quien vive en Bélgica desde 2017 y fue juzgado en ausencia como permite la ley para casos de cohecho, defiende su inocencia. Correa fue vinculado al caso por 6.000 dólares que ingresaron a su cuenta bancaria y que alega que eran de un préstamo de un fondo de su partido.

El expresidente es considerado un prófugo de la justicia y Ecuador ha solicitado a la Interpol la notificación roja para su captura.

Las penas por peculado, cohecho, concusión y enriquecimiento ilícito son imprescriptibles en Ecuador.