Tigres levanta su primera Liga de Campeones de Concacaf tras tres finales perdidas

Orlando (Estados Unidos) (AFP) –

Anuncios

El Tigres mexicano rompió el martes su maleficio y levantó por primera vez la Liga de Campeones de Concacaf al derrotar por 2-1 al Los Angeles FC, logrando también el boleto para el próximo Mundial de Clubes de la FIFA.

El equipo estadounidense se había adelantado en el marcador con una diana del joven delantero uruguayo Diego Rossi en el minuto 61 pero los felinos le dieron la vuelta con tantos de Hugo Ayala en el 72 y del francés André-Pierre Gignac en el 84.

Con este triunfo en el Explora Stadium de Orlando (Florida), escenario de la final a partido único, los Tigres consiguieron su primer título internacional y se quitaron la espina de las finales de 'Concachampions' perdidas en 2016, 2017 y 2019.

El veterano Gignac, que se proclamó máximo goleador del torneo con seis dianas, fue el héroe de una victoria que mantiene la hegemonía de México sobre este torneo, que siempre ha tenido un ganador azteca desde que en 2008 adoptó el nombre de Liga de Campeones.

"La perdimos casi tres veces seguidas y creo que es merecido para la institución", dijo Gignac, quien cumple su quinta temporada en el equipo de Monterrey.

"Yo siempre quise ganarla aunque algunos dicen que no vale. Pero sí vale ir a un Mundial de Clubes, sí vale jugar contra los mejores equipos de cada continente y hoy le toca a Tigres", se felicitó el artillero francés. "Por fin ganamos esta pinche Copa, muchachos".

Por su parte, Los Angeles FC (LAFC), equipo que se incorporó apenas en 2018 a la liga de fútbol norteamericana MLS), había eliminado desde octavos a tres equipos mexicanos (León, Cruz Azul y América), pero se le escapó el título en la recta final del juego en Orlando, en la que su gran estrella, el mexicano Carlos Vela, tuvo una gran oportunidad para sentenciar el triunfo.

"Son un muy buen equipo pero tuvimos el carácter para regresar, para empatar y después anotar en los últimos minutos. Fue un partido parejo pero hoy nos tocó a nosotros", se felicitó Gignac, que anotó su tercer gol en finales del torneo.

- Vela falló ocasión clave -

Los primeros 45 minutos tuvieron un juego muy trabado con dominio del juego del LAFC pero sin crear grandes opciones de peligro.

Tigres, que venía de golear 4-0 al Olimpia hondureño en las semifinales, presentó en esta ocasión un planteamiento más defensivo, tratando de protegerse de la potente delantera angelina formada por Vela y Diego Rossi, máximo artillero del año en la MLS.

La mejor oportunidad de la primera mitad salió en el minuto 26 de las botas de Rossi, que recibió una pelota en el balcón del área, dribló a Hugo Ayala y disparó con fuerza pero demasiado alto.

Gignac, que pasó prácticamente desapercibido en la primera mitad, se mostró más activo desde la reanudación, con un primer disparo a los dos minutos desde fuera del área que salió cerca del árco.

En el 55 fue el turno de Vela, que sorprendió a la zaga felina internándose por la derecha e intentó superar por arriba a Guzmán con un sutil toque que se fue desviado por la derecha.

Seis minutos después, el LAFC encontró el premio a su dominio con el primer gol del juego, que se gestó con una brillante pared entre Vela y Mark-Anthony Kaye, quien colgó la pelota al segundo palo hacia Rossi, que la dejó botar y la golpeó por encima del arquero.

Vela tuvo la oportunidad de sentenciar con un remate franco dentro del área que estrelló contra un defensa y poco después llegó la igualada de Tigres con un potente cabezazo de Ayala adelantándose a la defensa a la salida de un córner.

El gol ahuyentó los fantasmas de una cuarta derrota para Tigres, que buscó una segunda diana que evitara la prórroga y la encontró en una jugada individual de Luis Rodríguez que llegó hasta el área y cedió atrás a Gignac, que enganchó de primera un disparo que entró ajustado al palo.

Esta final culminó una intensa semana de fútbol en Orlando, el escenario elegido por la Concacaf (Confederación de fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe) para concluir a puerta cerrada su principal torneo de clubes, que estaba suspendido desde marzo por el coronavirus.

Tigres será el representante regional en la próxima Copa Mundial de Clubes de la FIFA, que se disputará en Catar en febrero de 2021.