Persiste bloqueo de ruta por trabajadores rurales tras protestas con tres muertos en Perú

Lima (AFP) –

Anuncios

Cientos de trabajadores rurales bloqueaban el jueves la carretera Panamericana en el norte de Perú exigiendo justicia para tres civiles muertos durante enfrentamientos con la policía, mientras el gobierno prometía sancionar a quienes usaron armas de fuego contra manifestantes y buscaba una solución a la crisis.

La carretera Panamericana amaneció bloqueada en la región La Libertad por piquetes de indignados trabajadores rurales que impedían el paso de camiones y buses con piedras y neumáticos en llamas, según imágenes de televisoras locales.

"Deploramos y rechazamos lo ocurrido en La Libertad. Condenamos a quienes incitan a la violencia. Sancionaremos a los policías que desacataron la prohibición de usar armas de fuego", indicó en Twitter el presidente Francisco Sagasti en un intento de calmar las aguas.

La represión policial contra la protesta dejó tres civiles muertos, un menor de edad entre ellos, informaron las autoridades la noche del miércoles.

Uno de ellos fue una persona con problemas oncológicos que era trasladada para ser atendida de urgencia en un hospital y que murió en la carretera como consecuencia de los bloqueos.

En los enfrentamientos resultaron heridos 15 policías y 28 trabajadores.

Además, fueron detenidos 45 trabajadores.

Los choques ocurrieron en un tramo de la carretera Panamericana, 500 kilómetros al norte de Lima.

El presidente peruano propuso este jueves un diálogo nacional para salir de la espiral de protestas y represión en que se ha sumido el país por el debate parlamentario de una ley agrícola.

Sagasti también admitió, tácitamente, el fracaso del proyecto de nueva ley agraria aprobado el martes por el Congreso.

"El Congreso aprobó la ley de promoción agraria que no satisface a ninguna de las partes involucradas. Convocaré al foro del Acuerdo Nacional para debatir el futuro del sector agropecuario y otras medidas", agregó el presidente.

La crisis agraria le ha estallado en la cara a Sagasti, que accedió al cargo el 17 de noviembre durante una crisis política en la que el país tuvo tres presidentes en solo 10 días.

El ministro del Interior, José Elice, dijo por su lado que se reunirá con el alto mando de la policía para aclarar los hechos que vienen ocurriendo en las protestas agrarias.

"Hay un compañero nuestro, por parte de la policía, que lamentablemente utilizó un arma de fuego que no debió utilizar, está prohibida en una manifestación de este tipo. Hay que investigarlo. Es muy alarmante", dijo Elice a la radio RPP.

Las protestas rurales, que giran en torno al régimen laboral y a salarios, han marcado la escena política peruana en diciembre.

Desde que estallaron las protestas suman cinco los muertos en ellas.