Defensa autorizado a viajar a Argentina pese a cuarentena (titular club)

Santiago (AFP) –

Anuncios

El argentino Defensa y Justicia, que permanece en Chile bajo cuarentena tras el contagio de tres de sus jugadores, fue autorizado a regresar la tarde de este viernes a su país, aseguró el presidente del club José Lemme, aunque la autoridad sanitaria chilena no lo ratificó.

"Tenemos un vuelo confirmado y a las cinco de la tarde (20H00 GMT) deberíamos estar tomando el avión", dijo Lemme a radio Cooperativa.

Más temprano, la Secretaria Regional Ministerial de Salud (Seremi) de la Región Metropolitana, Paula Labra, afirmó que las personas del equipo "no pueden volver a su país de origen", ya que debían realizar una cuarentena en el país de hasta 14 días.

Defensa y Justicia arribó el miércoles a Santiago para jugar el jueves el partido de ida de la semifinal de la Copa Sudamericana frente a Coquimbo Unido, duelo que fue suspendido por la Conmebol tras la orden de la autoridad sanitaria que afectó a toda la delegación. El partido fue reprogramado para el próximo 12 de enero en Asunción.

La reciente detección en Chile de al menos dos casos de contagio con la nueva variante británica de coronavirus llevó a modificar el criterio de contacto estrecho a partir de esta semana, desde cuando se considera como tales a todos los pasajeros del avión en que viajaron los contagiados.

Tras la declaración de José Lemme, una fuente de la Seremi afirmó a la AFP que no se había cursado ninguna autorización para el viaje del equipo argentino, que confirmó los positivos para covid de sus jugadores Washington Camacho, Francisco Pizzini y Rafael Delgado.

La decisión adoptada por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) no fue compartida por el club chileno de Coquimbo Unido, que alcanzó a presentarse en el estadio Nacional de Santiago.

"Creo que desde que estamos participando en la Copa Sudamericana hemos hecho las cosas que Conmebol ha ordenado, sin ningún tipo de problemas. Tenemos muchos casos de hisopados y hemos tenido positivos y eso es normal, como en cualquier otro lugar", afirmó Lemme.

"Lamentamos mucho si causamos algún perjuicio. Nosotros vinimos a jugar un partido de fútbol y todo lo acontecido no es agradable, y lo que menos quisimos fue perjudicar a cualquiera. Se dieron las cosas así, ojalá nos podamos ir pronto y que todo esto haya sido un sueño", cerró el dirigente.

El duelo venía ya precedido de una polémica.

A menos de 24 horas se decidió su traslado desde la ciudad de Coquimbo a Santiago, al establecerse que el estadio quedaba a más de 150 km del aeropuerto internacional, lo que transgredía la norma.