El suministro de jeringuillas especializadas dificulta las vacunaciones de covid-19

2 min
Anuncios

Nueva York (AFP)

La escasez de jeringuillas especializadas está dificultando los planes para sacar una dosis extra de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech de su frasco, dijo el lunes el gigante de dispositivos médicos Becton Dickinson (BD).

El frasco contenía inicialmente oficialmente cinco dosis, pero los trabajadores sanitarios rápidamente se dieron cuenta de que a veces podían extraer al menos una sexta dosis, incluso una séptima, como una manera de acelerar la vacunación.

Las agencias de medicamentos de Europa y Estados Unidos confirmaron a inicios de mes que los frascos podían contener seis dosis.

Pero para extraer una sexta dosis, normalmente hace falta una jeringa específica, con un espacio muerto -el volumen que queda en la jeringa luego de que el émbolo es empujado completamente-, muy reducido.

Y "las jeringuillas de bajo espacio muerto son productos de nicho y ha habido (...) tradicionalmente una mínima demanda de mercado basada en las necesidades de los proveedores de atención sanitaria", dijo a AFP un portavoz de Becton Dickinson, Troy Kirkpatrick.

"Debido a esto, esos productos tienen una capacidad de producción limitada, y llevaría tiempo aumentar la capacidad de producción de estos dispositivos".

El recién instalado presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometió a emplear la Ley de Producción de Defensa para aumentar la producción industrial de suministros médicos clave y establecer el objetivo de administrar 100 millones de vacunas en sus primeros 100 días en el cargo.

Sin embargo, ese objetivo se haría más difícil si la escasez de este tipo de jeringas provoca un desperdicio de la vacuna Pfizer-BioNtech, que junto con la vacuna de Moderna es una de las dos aprobadas en la campaña de inoculación contra el virus autorizadas en Estados Unidos.

Cuando BD comenzó a trabajar con funcionarios estadounidenses la primavera pasada, "no se puso énfasis en las jeringuillas con poco espacio muerto, por lo que otros dispositivos tuvieron prioridad cuando se incrementó la producción para satisfacer las necesidades de vacunación de covid", dijo el portavoz.

La empresa se comprometió a producir en total más de mil millones de jeringas para la vacunación contra el covid-19, incluyendo 286 millones en Estados Unidos. Ya entregó 150 millones en el país a fines de 2020 y espera entregar el resto de aquí a marzo.