España-Dinamarca, dos gigantes del balonmano en busca de la final mundial

El Cairo (AFP) –

Anuncios

Con sabor casi a final anticipada, España (vigente campeona de Europa) y Dinamarca (vigente campeona mundial y olímpica) disputan el viernes un duelo apasionante (19h30 GMT) en las semifinales del Mundial de balonmano masculino de Egipto.

Con permiso del Francia-Suecia, del que saldrá el otro finalista del torneo en el país de las pirámides, el choque entre españoles y daneses genera una enorme expectación, poniendo frente a frente a dos colosos de este deporte.

España ya superó en cuartos de final a Noruega (31-26), el equipo subcampeón de los dos últimos Mundiales, además de bronce en el Europeo del año pasado.

Ahora los 'Hispanos' elevan el listón de dificultad contra una Dinamarca que ansía revalidar su corona mundial, con un plantel de figuras como el lateral Mikkel Hansen, el portero Niklas Landin o el pivote Magnus Saugstrup Jensen.

Pero los daneses sufrieron muchísimo para estar en semifinales, necesitando dos prórrogas y la tanda de penales para deshacerse de los anfitriones egipcios el miércoles en los cuartos de final.

Antes de ese sufrido triunfo, el equipo nórdico había conseguido un pleno de victorias en las dos rondas de grupos, con mayor solidez.

España ha ido transmitiendo buenas sensaciones en Egipto-2021, donde titubeó de entrada al empatar con Brasil, pero donde después corrigió el rumbo encadenando victorias ante Polonia, Túnez, Alemania, Uruguay, Hungría y Noruega.

La selección española regresó a unas semifinales del Mundial seis años después de su última presencia en la penúltima ronda de este torneo, en 2015 en Catar, donde Francia le cerró el paso a la final.

España no había podido luego llegar al 'Top 4' en los dos siguientes Mundiales, los de 2017 y 2019.

En caso de ganar a Dinamarca el viernes, los españoles aspirarán el domingo a un tercer título mundial, después de los conseguidos en 2005 y 2013.

- Francia y Suecia, una semifinal abierta -

En la otra parte del cuadro, Francia se mide Suecia en la primera semifinal (16h30 GMT).

Los 'Bleus', dos veces campeones olímpicos (2008, 2012) y seis veces oro mundial (el último en 2017), han ganado los siete partidos que han disputado en este Mundial.

En la semifinal ante Hungría, los galos podrían tener las bajas del lateral izquierdo Timothey N'Guessan y del pivote Luka Karabatic, lesionados el miércoles en los cuartos ganados a Hungría.

Pese a ello, la confianza está muy alta en el plantel francés.

Son una presencia habitual en las semifinales del Mundial desde hace tres décadas, con las excepciones de 1999 y 2013, cuando cayeron en cuartos.

Lo que ya tienen seguro los franceses es haber hecho olvidar su sonoro fracaso de 2020, cuando cayeron en la primera fase del Europeo.

Francia llegó además sin ser cabeza de serie.

"Si al principio de la competición nos hubieran dicho que nos clasificaríamos para semifinales lo hubiéramos firmado enseguida. No hay que olvidar que venimos del bombo 3, somos quizás el equipo sorpresa", comentó uno de sus internacionales, Ludovic Fabregas.

Suecia, por su parte, aspira a un cuarto título mundial.

Los dos primeros fueron en la 'prehistoria' del Mundial, en 1954 y 1958, y el más reciente se dio en 1999... precisamente en la anterior edición del torneo que tuvo Egipto como sede.