Senador italo-argentino, clave para el tercer gobierno de Conte en Italia

3 min
Anuncios

Roma (AFP)

El senador italo-argentino Ricardo Merlo se convirtió este jueves en figura clave en Italia al batallar a favor de "un tercer gobierno" liderado por Giuseppe Conte, quien renunció tras perder el apoyo político de un partido de su coalición.

"Pedimos oficialmente al presidente de la República, Sergio Mattarella, que designe a Conte para formar un tercer gobierno", declaró el senador a la prensa.

"Conte es un punto de referencia. Para nosotros es la única solución para que esta legislatura siga adelante", añadió Merlo al término del encuentro en el palacio presidencial.

"Creemos en el europeísmo y queremos que siga esa línea política", explicó.

El senador, de 58 años, representa desde el 2006 en el parlamento a los italianos que residen en América del Sur y fue elegido senador en 2018.

Merlo, actualmente viceministro de Relaciones Exteriores, es uno los fundadores del recién nacido grupo en el Senado "Europeístas-MAIE", con diez miembros pero abierto a otros parlamentarios independientes, moderados y de centro, una estrategia para conquistar más apoyos.

El grupo fue creado para compensar la salida de los 18 senadores de Italia Viva del ex primer ministro Matteo Renzi, los cuales retiraron el apoyo al gobierno por desacuerdos con la gestión de la pandemia y con el gigantesco plan de reconstrucción del país con fondos de la Unión Europea.

El jefe del Ejecutivo, que cuenta con un cómodo apoyo en la Cámara de Diputados, superó un voto de confianza la semana pasada de forma muy ajustada en el Senado, lo que debilitó su gestión, por lo que renunció el martes al cargo.

- Una mayoría más amplia -

La búsqueda de un mayor consenso al Ejecutivo de Conte en el Senado resulta por ahora muy complicada y aunque cuenta con el apoyo de los dos mayores partidos de la coalición, el Partido Democrático (PD, centro-izquierda) y el Movimiento 5 Estrellas (M5E, antisistema), debe pactar con el incómodo Renzi, lo que parece por ahora difícil, así como con sectores de la derecha moderada, que por ahora no han cedido.

"Si no hay un tercer gobierno con Conte, la salida será darle voz a los italianos", advirtió Merlo, al referirse a las elecciones anticipadas.

La oposición ultraderechista, que pedía elecciones lo antes posible convencida de ganarlas, evalúa ahora la posibilidad de un Ejecutivo de unidad nacional como propuesto por el ex primer ministro y magnate de centro-derecha Silvio Berlusconi.

Las fuerzas de la derecha serán recibidas el viernes por el presidente Mattarella, árbitro de la situación y el único que según la Constitución puede disolver el parlamento y convocar elecciones.

Según un sondeo del instituto Ixé, divulgado este jueves, la ultraderechista Liga contaría con el 23,2% de las intenciones de voto y el PD el 20,6%.

Conte sigue siendo el político más popular del país, con el 52%, pese a la decepción generalizada de los italianos por su clase política italiana, según la encuesta.

Un italiano sobre 4 quiere elecciones, y el 45% está a favor del llamado "Conte Ter", el tercer ejecutivo liderado por Conte pero con una mayoría más amplia.

Desde la Segunda Guerra Mundial, Italia ha tenido 66 gobiernos, casi uno por año, un juego político al que está acostumbrada, pero que en esta ocasión desconcierta debido a la pandemia de coronavirus que se ha cobrado la vida de más de 85.000 personas, con un promedio de 500 muertos cada 24 horas.