Stefan Lano regresa a América Latina para dirigir la Orquesta Sinfónica de Uruguay

Montevideo (AFP) –

Anuncios

El estadounidense Stefan Lano se convierte este jueves en el nuevo director artístico y musical de la Orquesta Sinfónica del Sodre (Ossodre) en Uruguay, un cargo que ya ejerció entre 2012 y 2014.

En América Latina "me siento más en casa que en cualquier lugar del mundo", dice durante una entrevista para la AFP por videollamada.

Nacido en Estados Unidos y nacionalizado suizo, Lano llegará la próxima semana a Montevideo para ejercer el cargo que asume este jueves desde el exterior al no haber podido viajar por las restricciones de la pandemia.

La situación es un ejemplo de los desafíos que enfrentará, en momentos en que muchos teatros del mundo cierran sus puertas y otros tienen que reinventarse para seguir recibiendo público.

Graduado de la Universidad de Harvard y con estudios de perfeccionamiento en Alemania, el compositor y director musical ha tenido una extensa carrera en la Ópera Estatal de Viena, lo que lo ha llevado a distintas capitales mundiales.

Su cargo actual significa su retorno a América Latina: fue director musical de la Ossodre en el período 2012-2014, un cargo que también desempeñó anteriormente en el Teatro Colón de Buenos Aires.

"Me encanta Europa y me encanta Suiza. Soy ciudadano suizo desde hace muchos años, pero el clima de trabajo, la onda del pueblo, me gusta", dice. "Me alegro de poder volver".

Y sabe que lo hace en un momento excepcional. Tiene 75 programas preparados para los próximos años en Montevideo, aunque de momento tendrá que adaptarlos a la situación actual. "Ahora tengo que reprogramar hasta que esta pandemia nos deje en paz", dice Lano.

Tener que hacerlo no le parece "grave", cuenta. Quiere llevar adelante su objetivo a toda costa, convencido de que la música clásica es adaptable a distintos formatos.

"Me parece muy importante que sigamos ofreciendo conciertos. Tengo que repensar mi programación, pero alivia porque puedo hacer muchas sinfonías".

"Hay que pensar en hacer muchas funciones, a precios asequibles para el público, para que encima de todo, los niños empiecen a tener un interés en el teatro en vivo y no solo en el cine, o en cosas que se pueden ver en Internet", dice Lano. "Lo que falta en todo el mundo es tener la experiencia de la música en vivo".