Paredes y su protagonismo creciente en el PSG de la mano de Pochettino

París (AFP) –

Anuncios

A pesar de unos inicios complicados, el volante argentino Leandro Paredes se consolida como uno de los grandes beneficiados por la llegada al banco del PSG de su compatriota Mauricio Pochettino, y por la nueva disposición táctica que otorga al club parisino un tono 'albiceleste'.

El nuevo entrenador del PSG, aún en búsqueda del sistema que mejor se adapte a su visión del fútbol y a sus jugadores, tendrá el domingo una nueva oportunidad para hacer pruebas en la cancha del modesto Lorient en la 22ª fecha de la Ligue 1.

Pero un mes después de su llegada, 'Poche' ya ha dejado traslucir cuál podría ser su once tipo, en un 4-2-3-1: la presencia de los 'Cuatro fantásticos' (Neymar, Kylian Mbappé, Ángel Di María y Mauro Icardi), con el brasileño Marquinhos en el eje de la zaga, y la dupla Paredes-Verratti en la medular.

El argentino se ha convertido en la principal opción al lado del internacional italiano, habiendo jugado de inicio ambos centrocampistas en todas las ocasiones en que han estado disponibles en lo que va de año.

Y eso que Paredes comenzó el mes de enero con la vitola de transferible, situándolo el periódico italiano la Gazzetta dello Sport el 9 de enero en portada como una de las prioridades del Inter de Milán.

El internacional de 26 años (28 partidos con Argentina) es hoy considerado como uno de los grandes beneficiados del sistema de Pochettino, y a la espera del cierre del 'mercato' el lunes su salida se antoja harto improbable.

"Sé que se habla mucho, pero yo me quedo aquí, estoy muy feliz", declaró la semana pasada Paredes, quien desea quedarse "muchos años" en el PSG.

Pero su estancia en la capital francesa no comenzó bien.

"Mis primeros seis meses fueron difíciles porque acababa de llegar y fue un gran cambio", reconoció el jugador de San Justo, que aterrizó en París en enero de 2019 procedente del Zenit San Petersburgo a cambio de 40 millones de euros (sobre 48,5 millones de dólares).

- Conexión argentina -

"El año pasado fue muy bueno en general, al igual que éste. Siempre trato de mejorar y de darlo todo", prosiguió.

Con Thomas Tuchel, a Paredes le costó hacerse con un hueco en el once en un sector con mucha competencia, perjudicado asimismo por la ubicación de Marquinhos en una posición más adelantada respecto a la defensa.

El técnico alemán lo describía como "un gran talento, profesional", cuya influencia creciente en el grupo quedó reflejada con el brazalete de capitán que lució en un partido de Copa de Francia en enero de 2020 en Pau.

Mientras que ni siquiera fue convocado en el grupo para el duelo de ida de octavos de final de la Liga de Campeones en Dortmund en febrero, Paredes fue titular en la final de la Champions perdida contra el Bayern de Múnich (1-0) en agosto.

A pesar de diferentes problemas físicos, sobre todo en la cadera, que le hicieron perderse una decena de partidos esta temporada, el argentino navega firme, ayudado también por la llegada de Pochettino, quien también ha relanzado los minutos de juego y los guarismos de otro argentino, Mauro Icardi, con tres goles en cuatro partidos.

"Para un jugador argentino es muy importante tener un entrenador de la misma nacionalidad. Eso significa que tienes las mismas ideas y trato de aprovecharlo todo lo posible y aprender de él. Esperemos que las cosas sigan así", explicó el antiguo jugador de Boca Juniors.

Paredes, conocido por su carácter impulsivo, busca su primer gol en la Ligue 1, lo que no ha logrado a pesar de la buena reputación de su golpeo de pelota. Con su creciente protagonismo, su estreno goleador podría llegar muy pronto.