ExxonMobil sufre enormes pérdidas en 2020 por caída del precio del petróleo

Los ingresos de ExxonMobil disminuyeron un 31% en 2020, a 181.500 millones de dólares
Los ingresos de ExxonMobil disminuyeron un 31% en 2020, a 181.500 millones de dólares ERIC PIERMONT AFP/Archivos
4 min
Anuncios

Washington (AFP)

El gigante estadounidense ExxonMobil anunció este martes pérdidas de 20.100 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2020, para sellar el primer resultado anual negativo en su historia reciente, debido a la caída de los precios del petróleo por la pandemia.

La petrolera estadounidense, nacida en 1999 de la fusión de Exxon y Mobil y criticada intensamente durante el último año tanto por su desempeño financiero como por su respuesta al cambio climático, sufrió una pérdida en 2020 de 22.400 millones, luego de registrar un beneficio de 14.300 millones en 2019.

Ese resultado empujó al grupo a reducir su gasto y acelerar su incursión en energías menos contaminantes.

El colapso del consumo de crudo afectó a todo el sector, especialmente al inicio de la pandemia cuando los confinamientos paralizaron temporalmente la actividad y la demanda.

Chevron había informado el viernes pérdidas por 5.500 millones en 2020, mientras que el gigante británico de petróleo y gas BP anunció el martes un rojo de 20.300 millones.

Según el Wall Street Journal, ExxonMobil y Chevron incluso discutieron la posibilidad de fusionarse el año pasado.

El director ejecutivo de ExxonMobil, Darren Woods, se negó a comentar sobre esa "especulación de la prensa" el martes, pero destacó en una conferencia telefónica que el grupo todavía estaba buscando "oportunidades para aumentar su valor".

Los ingresos de ExxonMobil disminuyeron un 31% en 2020, a 181.500 millones de dólares.

En busca de recortar sus gastos, la compañía abandonó proyectos considerados menos estratégicos, como los programas de explotación de gas en Estados Unidos, Canadá y Argentina.

El grupo también advirtió que recortará 15% de sus empleos para fines de 2022, desde fines de 2019.

No obstante, excluyendo diversos elementos excepcionales, ExxonMobil fue rentable durante el período: las ganancias por acción fueron de 0,03 dólares, mejor de lo esperado.

"El año pasado presentó las condiciones de mercado más desafiantes que ExxonMobil haya experimentado", dijo Woods, y agregó que la compañía respondió "de manera decisiva" para cambiar a largo plazo.

Gracias a los ahorros estructurales, el grupo "saldrá más fuerte", aseguró.

- Presión ambientalista -

Bajo la creciente presión de los ambientalistas, la compañía anunció el lunes la creación de una filial consagrada a energías menos contaminantes para afrontar el futuro. ExxonMobil avanzará en su tecnología de captura y almacenamiento de carbono como un medio para contrarrestar las emisiones que causan el calentamiento global.

La iniciativa de una nueva filial surge cuando inversores activistas la han criticado por no igualar las inversiones en energía renovable de rivales como Royal Dutch Shell.

La compañía reveló planes para recortar gastos anuales en 3.000 millones de dólares de aquí a 2023, su último movimiento de ahorro en medio de la recesión de la industria.

En contrapartida, planea invertir un total de 3.000 millones para 2025 en soluciones energéticas menos contaminantes.

ExxonMobil ya había anunciado en el cuarto trimestre su intención de reducir las emisiones de sus actividades de exploración y explotación de petróleo entre un 15% y un 20% para 2025 en comparación con 2016.

Un grupo inversor en la empresa, el activista Engine No. 1, nominó a cuatro personas para el directorio de la compañía en pos de una nueva estrategia de sustentabilidad. Pero por el momento no se han efectuado esas incorporaciones.

El gigante petrolero sí nombró en su directorio al exdirector ejecutivo de la compañía petrolera nacional de Malasia Petronas, Tan Sri Wan Zulkiflee Wan Ariffin.

Por otra parte, la compañía también anunció la suspensión de su programa de recompra de acciones en el primer trimestre debido a la incertidumbre actual en el mercado, aunque tiene previsto seguir pagando dividendos a sus accionistas, incluso si el barril de Brent cayera por debajo de los 45 dólares de aquí a 2025.