Senadores de EEUU instan al COI a quitar a China la organización de los JJOO Invierno-2022

STR AFP
3 min
Anuncios

Washington (AFP)

Un grupo de senadores estadounidenses presentó una resolución instando al Comité Olímpico Internacional (COI) a retirar a China la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno-2022, mientras que una coalición de 180 organizaciones de derechos humanos también pidió un boicot a dichos Juegos.

La resolución presentada por el senador de Florida Rick Scott y otros seis senadores republicanos insta al Comité Olímpico Internacional a volver a declarar los Juegos Olímpicos-2022 para que puedan ser "organizados por un país que reconozca y respete los derechos humanos".

"China está cometiendo un genocidio contra los uigures en Xinjiang, restringiendo los derechos humanos de los habitantes de Hong Kong y amenazando a Taiwán", señaló Scott en un comunicado.

"No se debe permitir que la China comunista sea la sede de los Juegos Olímpicos del 2022 al mismo tiempo que dirige campos de concentración, viola los derechos humanos y oprime sistemáticamente al pueblo de Hong Kong", añadió el senador floridano.

El martes el portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, consultado por periodistas aseguró que vio "algunos informes".

"No tengo ninguna actualización para usted o cambio de nuestro enfoque de los Juegos Olímpicos de Pekín", agregó.

Este miércoles, una coalición de grupos activistas emitió una carta abierta pidiendo a los líderes mundiales que boicoteen dichos Juegos por el historial de derechos humanos de China.

Cerca de 180 grupos de derechos humanos firmaron la carta abierta, que pidió a los líderes mundiales que boicoteen los Juegos de Invierno de Pekín "para asegurarse de que no se utilicen para envalentonar los espantosos abusos de derechos del gobierno chino y la represión de la disidencia".

La coalición, que incluye el Congreso Mundial Uigur y la Red Internacional del Tíbet, dijo que desde que Pekín recibió los Juegos en 2015, "el presidente Xi Jinping ha desatado una implacable represión contra las libertades básicas y los derechos humanos".

Los Juegos están programados para comenzar el 4 de febrero del próximo año, solo seis meses después de los retrasados Juegos Olímpicos de verano en Tokio, pero los preparativos se han visto entorpecidos por la pandemia de coronavirus.

China se enfrenta al escrutinio global sobre una variedad de cuestiones, en particular por el trato hacia musulmanes uigures en la región occidental de Xinjiang y su represión en Hong Kong.

En un comunicado a la AFP, el COI dijo que las preocupaciones planteadas por los defensores de derechos humanos "fueron y son planteadas al gobierno y las autoridades locales".

Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo que los Juegos de 2022 serían "un evento maravilloso y excepcional".

"Al mismo tiempo, también me gustaría señalar que los intentos por motivos políticos de interferir o interrumpir los preparativos de los Juegos son muy irresponsables", dijo Wenbin sobre la carta abierta.

"Tal movimiento no será apoyado por la comunidad internacional y no tendrá éxito", concluyó.