Salvadoreños piden a Niño Jesús que acabe con la pandemia

La imagen del 'Niño Zarco’, es expuesta durante una romería donde también es adorado el 'Jesusito' -niño Jesús-, en San Pedro Nonualco, El Salvador, el 4 de febrero de 2021.
Cientos de salvadoreños se sumaron a la colorida fiesta católica, una antigua peregrinación que lleva a las dos pequeñas imágenes a la ciudad de San Pedro Nonualco. Los fieles le piden por el fin de la pandemia de covid-19 en El Salvador.
La imagen del 'Niño Zarco’, es expuesta durante una romería donde también es adorado el 'Jesusito' -niño Jesús-, en San Pedro Nonualco, El Salvador, el 4 de febrero de 2021. Cientos de salvadoreños se sumaron a la colorida fiesta católica, una antigua peregrinación que lleva a las dos pequeñas imágenes a la ciudad de San Pedro Nonualco. Los fieles le piden por el fin de la pandemia de covid-19 en El Salvador. MARVIN RECINOS AFP
3 min
Anuncios

San Pedro Nonualco (El Salvador) (AFP)

Centenares de salvadoreños de varios poblados indígenas se unieron en peregrinación para llevar a dos pequeñas imágenes del "Niño Jesús" hasta la ciudad de San Pedro Nonualco (sureste), y pedir su intercesión para el fin de la pandemia.

Desde el poblado de San Ramón, un grupo de fieles partió con la urna que contiene la imagen de "Jesusito", mientras que desde la vecina localidad de Candelaria, los peregrinos hicieron lo propio con la imagen del "Niño Zarco", un pequeño Jesús caracterizado con intensos ojos azules.

El viaje terminó en San Pedro Nonualco, 67 kms al sureste de San Salvador, como cada 4 de febrero. Las peregrinaciones son de unos 30 km y van acompañadas de una banda de música popular.

"Por motivos, quizá de la pandemia, la peregrinación ha mermado un poco y esperamos en Dios y el dulce nombre de Jesús que sea él quién nos ayude para que esto pueda arreglarse", dijo Carlos Bolaños, quien lidera una cofradía en San Pedro Nonualco.

"Esta no es una fiesta, es una gran fiesta", gritaban algunas mujeres en la peregrinación mientras en el cielo estallaban petardos para anunciar la llegada de las imágenes, consideradas milagrosas por los fieles.

Como parte de la tradición, algunas personas cargaban en hombros unas varas de bambú en las que colocaron amarradas gajos de frutas y animales de corral, para agradecer a sus pequeños patrones, por brindarles alimentos.

Como mandan los tiempos pandémicos, los peregrinos llevan mascarillas en sus rostros y se congregan en una plaza, donde se realiza una danza que representa una batalla entre moros y cristianos, que data de la época en que el país era colonia española.

Debido a la pandemia y como medida de prevención, los organizadores de la peregrinación prohibieron la participación de ancianos y personas menores de 18 años, aunque hubo algunos que esquivaron esa medida y participaron en la actividad.

"No queremos que se vaya a enfermar uno de nosotros, San Pedro Nonualco es uno de los municipios con menos muertes por covid-19, gracias a Dios aquí no hay tantos muertos como en otros lugares, Tengamos cuidado", recomienda a los fieles Gonzalo Jiménez, encargado de la Casa de la Cultura del Municipio.

Cifras oficiales indican que hasta el jueves en El Salvador se contabilizaban 56.025 casos positivos de covid-19, entre ellos 1.662 personas fallecidas.

En San Pedro Nonualco, tras un acto religioso en la plaza central de la localidad, los vecinos del lugar alimentaron a los peregrinos, como es tradición.

Aunque no hay información sobre el origen de esta festividad, el organizador Bolaños cree que esta data de hace 200 años.