Los nuevos pedidos de ayuda por desempleo en EEUU bajan levemente a 793.000

Esta foto de archivo de 4 de septiembre de 2020 muestra una construcción en Miami, Florida
Esta foto de archivo de 4 de septiembre de 2020 muestra una construcción en Miami, Florida JOE RAEDLE GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos
2 min
Anuncios

Washington (AFP)

Las nuevas solicitudes semanales de subsidios por desempleo, un indicador de los despidos, volvieron a bajar levemente ubicándose en 793.000, un nivel que sigue siendo alto, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

En la semana finalizada el 6 de febrero las peticiones bajaron en 19.000 con respecto a los niveles de la semana anterior, que fueron revisados al alza por las autoridades.

Esta cifra está por encima de las expectativas de los analistas, que esperaban alrededor de 750.000 nuevas peticiones.

La crisis inducida por el nuevo coronavirus pulverizó el mercado laboral en Estados Unidos y, pese a una recuperación desde las peores semanas de marzo y abril, este indicador sigue muy por encima de los registros de hace un año, cuando se registraban 204.000 solicitudes.

El magro descenso de la semana pasada indica que la reactivación de la economía no logra mejorar el nivel de empleo.

Este escenario impulsa un nuevo plan de alivio para la economía propuesto por el gobierno de Joe Biden, que necesita la venia de los republicanos en el Congreso.

El miércoles, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, advirtió que el mercado laboral tardará años en recuperarse y señaló que la tasa de desempleo de 6,3% esconde un daño mayor, ya que muchas personas dejaron de buscar una actividad remunerada.

Según el último informe mensual de empleo, la economía creó en enero sólo 49.000 trabajos.

Por otro lado, en la semana que finalizó el 23 de enero, el número total de beneficiarios de subsidios por desempleo trepó a 20,4 millones.

En Estados Unidos -el país con más muertes de covid-19, con más de 471.575 fallecidos- la recuperación avanza al paso del control de la pandemia.

En las últimas semanas, algunos estados han relajado sus restricciones permitiendo por ejemplo las cenas dentro de los restaurantes de cara a la celebración del 14 de febrero, lo que augura una posible mejora de los indicadores.