Suspense hasta el final en la Vuelta 2021

Una imagen del acto de presentación de la edición número 76 de la Vuelta a España, el 11 de febrero de 2021 en la ciudad española de Burgos
Una imagen del acto de presentación de la edición número 76 de la Vuelta a España, el 11 de febrero de 2021 en la ciudad española de Burgos César Manso AFP
4 min
Anuncios

Burgos (España) (AFP)

La Vuelta a España 2021, presentada este jueves, promete mantener la emoción hasta la última meta, situada por primera vez desde 2014 fuera de Madrid, con una contrarreloj final y el estreno del temible alto del Gamoniteiru asturiano.

El pelotón saldrá el 14 de agosto de la catedral de Burgos, que cumple 800 años, para acabar tres semanas y más de 3.000 km después, a los pies de la de Santiago de Compostela en el Año Santo Compostelano.

"Esta Vuelta está pensada para que se decida el último día", señaló el exciclista Óscar Pereiro, en el acto de presentación celebrado en Burgos.

"Hay más tensión, tener una crono el último día, siempre le da un poco más de tensión a la cosa", aseguró Alejandro Valverde, ganador de la ronda española en 2009.

Tras el recorte y el cambio de fechas sufrido el pasado año por la pandemia, la Vuelta vuelve a sus 21 etapas tradicionales, de las que saldrá el sucesor del esloveno Primoz Roglic, ganador de las dos últimas rondas españolas.

La montaña volverá a estar muy presente en el recorrido con ocho llegadas en alto, aunque "hay más etapas llanas que en otras ocasiones", apuntó el tres veces campeón del mundo, Óscar Freire. "Queremos dar oportunidades a todos", dijo el director de la Vuelta, Javier Guillén.

La Vuelta iniciará su recorrido con una contrarreloj en Burgos, por cuyas tierras pasarán las tres primeras etapas.

En ese último día en territorio burgalés, los corredores empezarán a experimentar las primeras dificultades montañosas con la llegada al Picón Blanco a más de 1.500 metros y rampas de hasta el 17%.

- Llega la gran montaña -

El pelotón bajará después hacia el sur a Castilla-La Mancha y a la comunidad valenciana, donde se topará con la primera gran etapa de montaña en la séptima jornada.

Seis puertos esperan a los ciclistas entre Gandía y el Balcón de Alicante, antes de pasar a Andalucía en la 9ª etapa con una subida de 13 km y rampas del 13% a la meta en el alto del Velefique.

La ronda española seguirá por la costa mediterránea andaluza, en el sur de España, una zona que no estuvo presente en la edición 2020, para subir por Jaén y Córdoba y meterse en Extremadura (oeste).

Los ciclistas volverán a toparse con la montaña en la 14ª etapa con la llegada en alto de Pico Villuercas, de primera categoría.

Una jornada que puede servir para que los favoritos marquen diferencias en la general, antes de una 15ª etapa también sembrada de dificultades orográficas, antes del último día de descanso.

La última y decisiva semana de carrera recorrerá las sinuosas carreteras de Cantabria, Asturias y Galicia, destacando dos duros días de montaña en los altos asturianos.

La 17ª etapa de 181 km acabará en los Lagos de Covadonga, un clásico de la Vuelta de categoría especial. "Los Lagos son historia del ciclismo", aseguró Pereiro.

- Emoción hasta la última etapa -

Al día siguiente llegará otra dura jornada con el estreno en la ronda española del Alto del Gamoniteiru para finalizar la 18ª etapa.

Un alto de categoría especial a más de 1.700 metros con 15 km de subida constante al 10-12%, al que los ciclistas llegarán mermados tras superar otros dos puertos de primera y uno de segunda categoría.

"Es un puerto duro de principio a fin, de una entidad durísima", aseguró Pereiro.

Será una etapa que puede marcar el devenir de la carrera, a las puertas de las tres últimas etapas en tierras gallegas y la llegada a Santiago con la contrarreloj final.

Un recorrido contra el crono de 33,7 km entre Padrón y Santiago de Compostela, que puede confirmar o dar un vuelco a la carrera en su último día en la capital gallega, que en 2014 fue también final de la Vuelta con la victoria de Alberto Contador.