Dos dosis de vacuna Pfizer/BioNTech, efectivas en un 95,8%, según inisterio de Salud israelí

Una trabajadora sanitaria administra una dosis de la vacuna a un ciudadano israelí en un bar de Tel Aviv, el 18 de febrero de 2021
Una trabajadora sanitaria administra una dosis de la vacuna a un ciudadano israelí en un bar de Tel Aviv, el 18 de febrero de 2021 GIL COHEN-MAGEN AFP
2 min
Anuncios

Jerusalén (AFP)

El ministerio de Salud de Israel anunció el sábado que según los últimos datos de su campaña de vacunación contra el coronavirus, las dos dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech eran efectivas en casi un 96%.

En una de las campañas de vacunación contra el covid-19 más rápidas del mundo, 4,25 millones de personas, de los 9 millones que viven Israel, han sido vacunadas con al menos una dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech desde diciembre, según las últimas cifras del Ministerio de Salud.

Alrededor de 2,88 millones de personas recibieron la segunda dosis.

Según explicó el sábado el ministerio de Salud, la vacuna demostró una eficacia del 95,8% contra la infección de coronavirus entre los vacunados, dos semanas después de que hubieran recibido la segunda dosis, en comparación con las personas no vacunadas, según datos recabados hasta el 13 de febrero.

Además, la vacuna es efectiva en un 99,2% contra formas graves de la enfermedad y un 98,9% efectiva para evitar la muerte.

Entre los examinados al cabo de una semana de haber recibido la segunda dosis, la vacuna era un 91,9% efectiva contra la infección, un 96,4% efectiva para evitar una forma grave de la enfermedad y un 94,5% efectiva para evitar la muerte.

"Nuestro objetivo es continuar vacunando a toda nuestra población mayor de 16 años, para que un amplio segmento de la población esté cubierta y podamos recuperar nuestras costumbres", declaró el director general del ministerio de Salud, Hezi Levi, el sábado en un comunicado.

El inmunizante, desarrollado por el laboratorio estadounidense Pfizer y por su socio alemán BioNTech, utiliza la tecnología basada en el ARN mensajero y fue la primera vacuna aprobada contra el covid-19 en Occidente, a finales de 2020.