Cumbre de la UE por el covid-19 en un mundo que se ilusiona con eficacia de vacuna de Pfizer

Bruselas (AFP) –

Anuncios

La Unión Europea se reúne este jueves para discutir los múltiples problemas que enfrenta por la pandemia de covid-19, luego de que el mundo recibiese noticias alentadores de Pzifer sobre la efectividad de su vacuna en condiciones reales.

El mundo tiene la esperanza puesta en las vacunas para frenar la pandemia, pese a que el despliegue del inmunizante se haya revelado más lento de lo esperado.

En la Unión Europea (UE), la tardía distribución de las preciadas dosis ha sido fuente de descontento y este jueves, los líderes del bloque comunitario debían celebrar una cumbre telemática para intentar resolver ese asunto y tratar también sobre los controvertidos cierres fronterizos ordenados a raíz de la aparición de nuevas cepas.

Solo el 4% de la población de la UE ha recibido al menos una dosis de la vacuna, según un balance de la AFP, y solo el 2% de la población ha sido vacunado con las dos dosis.

Aún así, los países europeos esperan que el suministro de inmunizantes de Pfizer/BioNTech y de Moderna se incremente en abril, gracias a un aumento de la producción de ambos laboratorios.

Además, la vacuna de Johnson & Johnson podría ser aprobada en el bloque a mediados de marzo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó que el objetivo es que el 70% de los adultos de la Unión estén vacunados para mediados de septiembre.

Los líderes europeos también tendrán que tratar el espinoso tema del cierre de fronteras y la posibilidad de instaurar un sistema de "pasaportes sanitarios" para permitir la libre circulación dentro de la UE, una idea defendida por los dirigentes de Austria y de Bulgaria, pero a la que en principio se oponen Francia y Alemania.

"Queremos volver a la normalidad lo antes posible, recuperar nuestras vidas y una libertad máxima", tuiteó el canciller austriaco, Sebastian Kurz.

- Eficacia probada -

Aún así, las recientes noticias sobre la efectividad de las vacunas de Pfizer y Johnson & Johnson y los avances de Moderna para crear un inmunizante específico contra la variante detectada en Sudáfrica supusieron un rayo de esperanza en un mundo agotado por la pandemia y las restricciones.

Un estudio publicado en el prestigioso New England Journal of Medicine, basado en los datos de unos 1,2 millones de personas en Israel, donde el 52% de la población recibió al menos una dosis del inmunizante, confirmó la efectividad de la vacuna de Pfizer en condiciones reales.

Según el estudio, la vacunación redujo los casos sintomáticos de covid-19 en un 94%, los casos graves de la enfermedad en un 92% y las hospitalizaciones en un 87%.

"Esta es la primera evidencia revisada por pares de la eficacia de una vacuna en condiciones reales", declaró a la AFP Ben Reis, uno de los coautores del estudio.

También se ha demostrado que es eficaz contra la posibilidad misma de estar infectado (y no solo contra el desarrollo de síntomas).

Este es un dato crucial, porque podría indicar que las personas ya vacunadas ya no pueden transmitir el virus, pero esto debe ser confirmado.

Por otro lado, las autoridades de Estados Unidos confirmaron que la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson también es eficaz contra las formas graves del covid-19, incluso contra las variantes, según datos de ensayos clínicos.

En tanto, la estadounidense Moderna anunció que está preparada para realizar pruebas en humanos de una vacuna contra el covid-19 específicamente desarrollada para la cepa detectada en Sudáfrica.

- Atención al "covid largo" -

Pero, pese a las buenas noticias que van llegando del ámbito de la investigación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no deja de reiterar sus llamados a no bajar la guardia ante una pandemia que se ha cobrado ya casi 2,5 millones de vidas y ha infectado a al menos 112,5 millones de personas.

Este jueves, la OMS advirtió que el denominado "covid largo" debe ser una "prioridad clara" para todas las autoridades sanitarias.

El "covid largo" provoca que los enfermos presenten síntomas como cansancio extremo, dificultades respiratorias o problemas neurológicos y cardíacos a veces muy graves durante meses, y sus causas se desconocen todavía.

Y en el plano económico, las consecuencias de la pandemia siguen aflorando. El gigante cervecero belgo-brasileño AB Inbev, número uno del sector, conocido por fabricar Budweiser, Stella Artoise y Corona, anunció que en 2020 registró un beneficio neto de 3.800 millones de dólares (3.120 millones de euros), la mitad del de 2019, a causa de los cierres de bares y restaurantes y las medidas de confinamiento y toque de queda.

burs-jv/jvb/mb