Lluvias torrenciales provocan inundaciones en el sudeste de Australia

Sídney (AFP) –

Anuncios

Las lluvias torrenciales seguían azotando el sureste de Australia este lunes, agravando inundaciones nunca vistas en un siglo que han obligado a miles de personas a evacuar sus hogares y han provocado el cierre de cientos de colegios.

Muchas zonas de la costa de Nueva Gales del Sur, el estado más poblado del país, están anegadas, incluidos algunos barrios de Sídney que no habían sufrido nada igual desde hacía décadas.

El lunes las autoridades exhortaron a ocho millones de habitantes a evitar los desplazamientos innecesarios y a priorizar el teletrabajo. En algunas zonas cayeron 250 mm de precipitaciones en 24 horas.

El contraste es llamativo con finales de 2019, cuando esta región sufrió incendios forestales sin precedentes y restricciones de agua debido a un largo período de sequía.

Los investigadores prevén que Australia se enfrente fenómenos meteorológicos extremos debido al calentamiento global.

Según la primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, se ordenó la evacuación de 18.000 personas y 38 áreas fueron declaradas en estado de catástrofe natural.

"No conozco ningún momento en la historia de un Estado en el que hayamos tenido estas condiciones climáticas extremas en una sucesión tan rápida en medio de una pandemia", dijo.

Los servicios de emergencia han recibido al menos 8.800 llamadas de ayuda desde el comienzo de la crisis y han prestado auxilio a cientos de personas.

La Mid North Coast, al norte de Sídney, fue la región más afectada. Berejiklian dijo que esta zona se ve afectada por una catástrofe que sucede "una vez por siglo".

En algunas zonas se permitió a los habitantes volver a casa.

Se cerraron más de 200 colegios.

La Oficina Meteorológica anunció que las condiciones seguirían siendo complicadas el lunes y que la situación mejorará durante la semana.