Carrefour afianza liderazgo en Brasil comprando el Grupo Big por 1.300 millones de dólares

París (AFP) –

Anuncios

Carrefour, ya líder en la distribución de alimentos en Brasil, reforzará su liderazgo en el país sudamericano con la compra del Grupo Big, número tres del sector, por 1.100 millones de euros (unos 1.300 millones de dólares), informó la compañía francesa este miércoles.

"Nuestro grupo ha pasado a la ofensiva", anunció el director general del grupo, Alexandre Bompard, en un comunicado, subrayando que esta operación forma parte de la estrategia de crecimiento exterior del grupo, basada en "consolidar la presencia en mercados clave", como es Brasil, donde Carrefour está presente desde 1975.

La operación se realiza dos meses después del fracaso de la fusión de Carrefour con el grupo canadiense Couche-Tard. Al presentar sus resultados anuales, el grupo francés anunció que reforzaría su posición "allá donde ya estaba presente". Brasil ha resultado ser el primer objetivo de esta estrategia.

"Hemos incrementado desde hace tres años nuestro liderazgo en el mercado de la distribución de alimentos en este país que tiene inmensas perspectivas de desarrollo", dijo Bompard.

El Grupo Big, antigua filial local de Walmart, posee una red de 387 tiendas. Su volumen de negocios en 2020 fue de 24.900 millones de reales (3.800 millones de euros, 4.491 millones de dólares).

Por su parte, Carrefour Brasil posee 489 tiendas en el país sudamericano y asegura llegar a 45 millones de clientes.

Unidos, el Grupo Carrefour Brasil y el Grupo Big tendrán un volumen de negocios de unos 100.000 millones de reales (15.000 millones de euros, 18.000 millones de dólares). En conjunto, los dos grupos poseerán 876 tiendas y darán trabajo a unas 137.000 personas, indicó la compañía.

- Complementarios -

Según el comunicado, los dos grupos juntos lograrán una "poderosa complementariedad geográfica" y esto permitirá a Carrefour Brasil llegar a regiones "donde hasta ahora tiene una presencia limitada, como el noreste y el sur del país", donde hay un potencial de crecimiento importante, agregó el grupo en el comunicado.

Se trata de la mayor adquisición efectuada por Carrefour desde que Bompard asumió la dirección del conglomerado en 2017.

Para Carrefour, esta adquisición ofrecerá ventajas importantes "desde el primer año" y se reforzará "progresivamente para llegar a una contribución neta en el beneficio neto de explotación de 1.700 millones de reales (unos 260 millones de euros, 307 millones de dólares) adicionales por año, tres años después de que se realice la transacción", según el texto.

La adquisición se realizará un 70% en efectivo y un 30% mediante acciones de nueva emisión de Carrefour Brasil.

"Con esta transacción, Carrefour Brasil habrá invertido más de 15.000 millones de reales (2.300 millones de euros, 2.718 millones de dólares) desde 2019 (en Brasil), contribuyendo directamente al desarrollo social y económico del país, concretamente con la creación de miles de puestos de trabajo y ofreciendo mercados a los productores locales", afirma el grupo.

Por ahora la operación necesita la aprobación de la CADE, la autoridad brasileña que vela por la libre competencia, y la de los accionistas de Carrefour Brasil. Se prevé que la transacción concluya en 2022.

El pasado noviembre, Carrefour Brasil se vio envuelto en protestas contra el racismo en el país sudamericano tras la muerte de un hombre negro, apaleado por guardias de seguridad blancos en un supermercado del grupo en Porto Alegre, al sur del país.

El propio Bompard tuvo que intervenir para condenar el crimen y asegurar que el video que mostraba las imágenes de la agresión mortal era "insoportable".

Carrefour está presente en 130 países y posee en todo el mundo más de 13.000 tiendas. En total, da trabajo a 320.000 personas.

En 2020, registró un volumen de negocios de 78.600 millones de euros (92.800 millones de dólares).