Schwartzman alcanza sus primeros octavos en Miami y chocará con el joven Korda

Miami (AFP) –

Anuncios

El tenista argentino Diego Schwartzman clasificó este lunes por primera vez a los octavos de final del Masters 1000 de Miami, en los que enfrentará al joven estadounidense Sebastian Korda, hijo del extenista Petr Korda.

Schwartzman, quinto favorito del torneo, protagonizó este lunes un rotundo triunfo por 6-1 y 6-4 ante el francés Adrian Mannarino, 25º sembrado, en la tercera ronda del Abierto.

Al igual que en su estreno en Miami ante el japonés Yasutaka Uchiyama, Schwartzman no concedió ningún set a Mannarino, un rival al que había vencido en su único enfrentamiento anterior en el Masters 1000 de Madrid en 2018.

"Fue un buen partido de mi parte, redondo, hice pocas cosas mal. Tuve mucha paciencia y la mezclé con agresividad", explicó el bonaerense, de 28 años.

Schwartzman, uno de los mejores restadores del circuito, tuvo un arranque de partido demoledor, ganando largos intercambios que se iban casi a los 40 golpes.

Mannarino vio cómo el 'Peque' rompía en sus dos primeros juegos al saque y se colocaba 4-0, finiquitando poco después la primera manga.

El francés apretó con el servicio en el segundo set, logrando cinco 'aces', pero su rival demostró que también ha progresado mucho recientemente con el servicio.

El argentino sumó el 81% de los puntos con su primer saque y el 69% con el segundo, y acabó rematando el choque en solo una hora y 15 minutos de juego.

"Lo he ido mejorando paulatinamente. Cuando enfrentas más seguido a los mejores sabes que con saques débiles no llegas a ninguna parte", explicó.

"Cuando saco bien gano mucho confianza porque mis rivales saben que soy prolijo en la devolución y voy a romper su servicio", afirmó.

Schwartzman puso pie por primera vez en los octavos de Miami después de haber caído en la tercera ronda en 2017 y 2018.

Ante la ausencia de Federer, Nadal y Djokovic, Schwartzman aspira a conquistar su primer título de Masters 1000 en Miami para unirlo a los cuatro de ATP que ya tiene en la vitrina.

En el primer torneo de Grand Slam del año, el Abierto de Australia, en febrero, el 'Peque' fue eliminado en la tercera ronda, pero después se rehízo ganando a principios de marzo el torneo ATP de Buenos Aires.

- Hijo de tenista y hermano de golfistas -

Su siguiente rival será el joven Sebastian Korda, número 87 del ranking de ATP, que este lunes avasalló 6-3 y 6-0 en una hora y siete minutos al ruso Aslan Karatsev, número 27.

"Es un jugador que tiene una media de velocidad muy alta y es muy ordenado y correcto a la hora de jugar. Tira los golpes donde tiene que ir", describió Schwartzman a su rival.

El argentino se felicitó de que el circuito se esté revitalizando con jugadores tan jóvenes como Korda, de 20 años, o el italiano Lorenzo Musetti, de 19.

"Son chicos muy adultos en su físico y forma de ser al competir. Se les ve muy bien plantados en la cancha", señaló. "Hubo un tiempo que no habían jugadores de 20 años que subieran rápido en el ranking y ahora sí".

Korda, que venció en los primeros partidos al rumano Radu Albot y al italiano Fabio Fognini, se felicitó de poder enfrentar a un jugador del nivel del argentino, número 9 del ranking ATP.

"Será interesante, otra gran oportunidad para ganar experiencia contra un Top-10. Espero que se vea un buen tenis", afirmó.

El estadounidense pertenece a una familia de deportistas de alto nivel. El checo Petr Korda, su padre y entrenador, conquistó el Abierto de Australia de 1998 y otros nueve torneos ATP en sus más de dos décadas de carrera profesional.

Sus hermanas, Jessica y Nelly, son figuras del circuito LPGA de golf y a principios de este mismo año alzaron los dos primeros torneos de la temporada.

Nacidas en Bradenton (Florida) al igual que Sebastian, Jessica Korda (28 años) tiene seis trofeos de LPGA en su palmarés y Nelly (22) otros cuatro.