Inglés Rose quiere aferrarse al liderato del Masters con Spieth y Thomas a la caza

Augusta (Estados Unidos) (AFP) –

Anuncios

El golfista inglés Justin Rose aspira a mantenerse en la cabeza del Masters de Augusta en la tercera ronda del sábado, con los estadounidenses Jordan Spieth y Justin Thomas pisándole los talones y una previsión de posibles tormentas eléctricas durante la jornada.

El juego comenzó a primera hora de la mañana con vientos ligeros y cielos nublados en el Augusta National. Rose, que lidera la clasificación por un golpe, iniciará su recorrido a las 14H20 locales (18H20 GMT) integrando el último grupo junto al debutante Will Zalatoris.

El español Jon Rahm, tercero del ranking PGA, se ubica en el 21º lugar a siete golpes del inglés y arrancaba la jornada a las 11H40 locales (15H40 GMT).

"El tercer día se juega bastante difícil aquí en Augusta National", dijo Rose. "Uno solo debe seguir pegando los golpes".

El inglés, de 40 años, intenta convertirse en el sexto campeón que encabeza la tabla del Masters de principio a fin, después de los estadounidenses Craig Wood (1941), Arnold Palmer (1960), Jack Nicklaus (1972), Ray Floyd (1976) y el propio Spieth (2015).

Rose, dos veces subcampeón de este emblemático torneo de Grand Slam, ganó su único título 'Major' en el Abierto de Estados Unidos de 2013.

En Augusta ha liderado o compartido el liderato después de siete rondas durante su carrera, la mayor cifra de entre todos los golfistas que nunca se han enfundado una chaqueta verde.

Número 41 del ranking de PGA, Rose podría convertirse en el primer inglés en ganar tanto el Abierto de Estados Unidos como el Masters.

En la ronda inicial, Rose tuvo una espectacular actuación con 65 golpes, siete bajo par, en un Augusta Nacional duro y rápido que hizo estragos entre los participantes, de los que apenas una docena bajó del par.

El viernes, el inglés arrancó con problemas pero se recuperó en la segunda mitad del recorrido para cerrar con 72 golpes y mantenerse en siete bajo par con un total de 137 golpes tras 36 hoyos.

A un golpe se ubican los estadounidenses Zalatoris y Brian Harman, a dos Spieth y el australiano Marc Leishman y a tres un grupo en el que destaca Justin Thomas, ganador del Campeonato de la PGA en 2017.

"Si miras la tabla de clasificación y quiénes se agrupan detrás. Siento que hay mucha potencia de fuego ahí", admitió Rose.

Thomas, número dos del ranking PGA, tiene la posibilidad de superar a Dustin Johnson como número uno si consigue su primera chaqueta verde.

Johnson, defensor del título en Augusta, fue el nombre más ilustre de un importante grupo de jugadores que no superaron el corte el viernes.

"Definitivamente me he dejado muchos golpes por ahí los dos últimos días", dijo Thomas. "Pero estoy en una gran posición".

- ¿Un campeón debutante? -

Por su parte Spieth, tres veces ganador de torneos de Grand Slam, viene de romper una sequía de cuatro años sin victorias la semana pasada en San Antonio (Texas).

Desde 1960, solo en dos ocasiones un jugador ha ganado el Masters la semana siguiente a una victoria en el circuito PGA estadounidense: el zurdo estadounidense Phil Mickelson en 2006 tras un triunfo en Atlanta y el escocés Sandy Lyle, que ganó en Greensboro la semana anterior a llevarse el Masters de 1988.

Por su parte, Zalatoris sueña con otra gran marca: ser el primer debutante en ganar el Masters desde Fuzzy Zoeller en 1979.

"La broma que he estado haciendo con mi familia es que si soy lo suficientemente estúpido como para pensar que puedo jugar aquí, entonces soy lo suficientemente estúpido como para pensar que puedo ganarlo", dijo Zalatoris, de 24 años.

- Primeros recorridos -

Los primeros grupos de jugadores se encontraban en el campo para una jornada en la que se prevé que pueda haber tormentas eléctricas a última hora de la tarde, antes del final de los últimos recorridos, lo que podría suavizar la rapidez del campo.

Dos veteranos, Phil Mickelson (43º puesto) y el español José María Olazábal, ya arrancaron su participación.

Mickelson, de 50 años, comenzó con dos birdies en los primeros tres hoyos pero después sumó un bogey en el séptimo.

Olazábal, de 55 años y ganador del Masters de 1994 y 1999, empezó su primera participación en fin de semana desde 2014 con un birdie en los primeros tres hoyos.

El español se ubicaba en el lugar 35 compartido con el chileno Joaquín Niemann, que sumó dos birdies y un bogey en los cuatro primeros hoyos, y el colombiano Sebastián Muñoz, que registraba dos birdies en los ocho primeros.