Dixon persigue séptimo título en arranque de IndyCar, animado por Grosjean y Johnson

Los Angeles (AFP) –

Anuncios

La temporada 2021 de la serie IndyCar inicia el domingo en Alabama con el neozelandés Scott Dixon en busca de su séptimo título, mientras "novatos" como Romain Grosjean y Jimmy Johnson prometen aportar grandes emociones a este campeonato de automovilismo estadounidense.

Dixon, de 40 años, arranca con el papel de favorito para revalidar el título y empatar en títulos de una gran serie estadounidense con el legendario AJ Foyt.

El mayor desafío del piloto de Chip Ganassi parece provenir del estadounidense Josef Newgarden, del equipo Penske, ganador del título de 2019 y segundo en 2020 a solo 16 puntos de Dixon.

Pilotos experimentados como el australiano Will Power y el francés Simon Pagenaud también aspiran a lo más alto del podio mientras que la emblemática escudería Andretti Autosport espera que Alexander Rossi y Ryan Hunter-Reay regresen a su mejor forma.

Pero por el momento son los recién llegados Romain Grosjean y Jimmy Johnson quienes más interés han despertado.

El francés Grosjean se une a la competición tras sobrevivir a un aparatoso accidente en el Gran Premio de Bahréin de Fórmula 1 en noviembre, que marcó el final de su carrera en esta categoría.

Grosjean, de 35 años, anunció en febrero su fichaje por el equipo Dale Coyne Racing de IndyCar, donde confía en tener el tipo de equipamiento competitivo del que nunca disfrutó en la F1.

"Creo que es una gran serie en la que tienes los mejores pilotos, el mejor nivel, las mejores carreras", dijo Grosjean.

"La última vez que tuve realmente la oportunidad de tener las mismas herramientas que los demás fue en 2011 en la GP2. Estuve cerca de (una) victoria un par de veces en la Fórmula 1, pero también estaba en la era en que Raikkonen y Vettel lo dominaban todo", reconoció.

- Grosjean se salta Indianápolis, Alonso duda -

Grosjean, que ha subido al podio en 10 ocasiones en la F1, correrá en 13 de las 17 carreras de IndyCar de 2021, saltándose las pruebas en óvalos de alta velocidad como las 500 millas de Indianápolis.

Esta icónica carrera se disputará el 30 de mayo, regresando a su calendario habitual del fin de semana de festejos del Memorial Day.

El año pasado la prueba fue aplazada por la pandemia de coronavirus hasta agosto, cuando el japonés Takuma Sato se llevó el triunfo.

Esta semana el español Fernando Alonso dijo que sigue sin decidir si realizará un nuevo intento por conquistar las 500 Millas y completar su ansiada Triple Corona, después de sus triunfos en el Gran Premio de Mónaco de F1 y de las 24 de Le Mans.

El doble campeón de Fórmula 1 sería el segundo piloto en lograr esta gesta tras el británico Graham Hill en 1972.

En cuanto al estadounidense Jimmy Johnson, los aficionados locales estarán ansiosos por verle dar el salto desde la popular serie NASCAR, donde ha sido campeón en siete ocasiones.

Johnson, que describió IndyCar como "un mundo totalmente diferente", se une a Dixon en el equipo Chip Ganassi, pero, al igual que Grosjean, se saltará las carreras en óvalos.

"Es una locura poder decir que a los 45 años me siento como un absoluto novato empezando en la serie IndyCar", dijo ilusionado Johnson.