Alemania celebra un homenaje nacional a los muertos por covid-19

Berlín (AFP) –

Anuncios

Alemania homenajeará este domingo a las 80.000 personas fallecidas en este país por covid-19, una ceremonia nacional que también pretende ser una muestra de solidaridad a los familiares que pasaron el duelo en soledad por la pandemia.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el jefe de Estado teutón, Frank-Walter Steinmeier, asistirán a una misa por la mañana en la iglesia Memorial del Káiser Guillermo II, un edificio emblemático de Berlín símbolo de paz y reconciliación.

Luego, a las 11H00 GMT, participarán en una ceremonia en la Konzerthaus, una sala de conciertos del centro de la capital, donde Steinmeier pronunciará un discurso.

El número de invitados ha sido limitado por la pandemia, pero este segundo acto será retransmitido en directo por las televisiones públicas.

"Es muy importante hacer una pausa para despedirse con dignidad de todos aquellos que murieron durante la pandemia, incluso de aquellos que no perdieron la vida por el virus pero que murieron en soledad", declaró el presidente alemán cuando se anunció esta ceremonia nacional.

Los presidentes de los gobiernos regionales de los 16 landers (estados federales) también invitaron a la población a que pusiera velas en las ventanas cada noche durante este fin de semana.

"Queremos que haya una toma de conciencia de lo que hemos perdido", aseguraron los presidentes regionales en un mensaje común, "pero también recuperar la fuerza y la esperanza".

- "Detrás de cada cifra, hay una existencia" -

Según el socialdemócrata Steinmeier, es esencial tomar cierta distancia respecto a los datos diarios y recordar que "detrás de cada cifra, hay una existencia".

En marzo ya se había reunido con familiares de víctimas que, además del dolor de perder a un ser querido, expresaron el sufrimiento por no haber podido estar a su lado en los últimos días antes de morir ni haber organizado un verdadero funeral.

Michaela Mengel, una de los representantes de los familiares, no pudo retener sus lágrimas cuando recordó las últimas horas de vida de su hija, que contempló desde la pantalla de un teléfono móvil.

"Tenía tubos de oxígeno en la nariz y me miraba con sus grandes ojos", y no podía hablar, explicó sobre el ingreso en un hospital de su hija durante el periodo de Navidad. "Le dije: 'Adiós mi querida, te quiero, mamá volverá'".

Desde hace meses, los medios alemanes suelen publicar emotivas historias de los familiares de las víctimas para darles un rostro y una voz póstuma.

- "Dramático" -

Este homenaje se produce en plena tercera ola en Alemania, donde el número de casos y muertos vuelve a aumentar, y la campaña de vacunación no termina de arrancar.

"La dimensión del número de muertos es tan dramática que justo ahora necesitamos" esta ceremonia nacional para que "el conjunto de la sociedad se reúna en honor a todos estos muertos demasiado numerosos", sostuvo Heinrich Bedford-Strohm, presidente de la iglesia evangélica alemana, en declaraciones a la agencia DPA.

La situación epidémica no mejora en Alemania y el gobierno de Merkel prepara nuevas restricciones, como toques de queda nocturnos, en un país con una gestión descentralizada de la crisis sanitaria.

"El virus no perdona las medidas a medias tintas, que no hacen más que agravar" su circulación, advirtió el viernes la canciller durante el debate de una ley para que refuerce las competencias del gobierno central para combatir la pandemia, cuya aprobación está prevista para la semana que viene.