El alto tribunal alemán rechaza un recurso contra el plan de reactivación de la UE

Fráncfort (AFP) –

Anuncios

El Tribunal Constitucional de Alemania rechazó este miércoles un recurso para bloquear el plan de recuperación económica europeo, que apuntaba sobre todo contra el mecanismo basado en una deuda común de países del bloque.

"Un examen sumario no reveló ninguna probabilidad de violación" de la ley fundamental, explicó en su página web la máxima jurisdicción del país, que a finales de marzo suspendió el proceso de ratificación en Alemania.

El tribunal estudiará el texto más profundamente pero rechazó la petición de suspensión de urgencia, aduciendo "los inconvenientes" que provocaría un retraso en la ratificación del plan.

El fondo de reactivación económica, negociado el pasado verano, está dotado de 750.000 millones de euros (casi 900.000 millones de dólares) y es esencial para ayudar a los países de la UE a afrontar las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19.

La presidenta de la Comisión Europea, Urusla von der Leyen, se "congratuló" por el fallo en un tuit, y el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, ensalzó "un avance muy importante en el combate de la pandemia".

Las dos cámaras del Parlamento nacional adoptaron el plan en marzo. Ahora, podrá ser ratificado por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

El tribunal de Karlsruhe consideró que un retraso en la entrada en vigor del plan "comprometería el objetivo de política económica". Además, estimó que "los inconvenientes podrían resultar irreversibles", dada la necesidad de incentivar la recuperación frente a la pandemia.

Un retraso también conllevaría "fricciones considerables en materia de política exterior y europea", indicó la Corte.

Diecisiete países europeos ratificaron el plan, que se basa en un mecanismo sin precedentes de deuda común de todos los Estados miembros. Una parte del dinero se transferirá en forma de subvenciones (312.500 millones de euros, 368.000 millones de dólares), sobre todo a los países más impactados.

Quienes se oponen al texto alegan que la Constitución alemana prohíbe al país compartir el peso de la deuda con otros Estados.