Absuelven a seis ecologistas de XR de daños contra la sede de Shell en Londres

Londres (AFP) –

Anuncios

Seis miembros del grupo ecologista de desobediencia civil Extinction Rebellion (XR), procesados por causar daños durante una acción contra la sede de la petrolera Royal Dutch Shell en Londres, fueron declarados inocentes el viernes por la justicia británica.

Nacida en el Reino Unido, esta red de activistas que abogan por la desobediencia civil había bloqueado en abril de 2019 la entrada a la sede del gigante petrolero para "aumentar la conciencia pública sobre la complicidad de Shell en la emergencia climática y ecológica", afirma un comunicado del grupo.

Durante el bloqueo, que duró más de 24 horas, los activistas medioambientales vertieron petróleo falso frente a la entrada del edificio, bloquearon las puertas y se pegaron a las ventanas, causando daños materiales, principalmente ventanas rotas.

Los seis activistas se enfrentaban a hasta cinco años de cárcel y una multa de 10.000 libras (13.800 dólares, 11.500 euros).

Los acusados admitieron los hechos pero se declararon inocentes, argumentando que el comportamiento de Shell en respuesta a la crisis climática estaba causando graves lesiones y muertes, lo que hacía su respuesta "necesaria" y "proporcionada".

Tras nueve días de vistas, el juez Gregory Perrins precisó a los miembros del jurado que incluso si pensaban que las acciones de los manifestantes estaban "moralmente justificadas", esto no les proporcionaba una excusa legal para cometer daños criminales.

A pesar de ello, el jurado decidió absolver a los dos cofundadores del movimiento --Ian Bray, de 53 años, y Simon Bramwell, de 49-- y a los otros cuatro activistas detenidos.

Para XR, este veredicto "histórico" es una "gran victoria para los activistas climáticos que se enfrentan a una creciente criminalización".

Bramwell se congratuló de que "pese a la letra de la ley", el jurado considerara que "una ventana rota es una respuesta justa a un mundo roto".

"El veredicto de hoy muestra claramente quiénes son los verdaderos criminales del clima en esta emergencia ecológica", afirmó.

Una séptima manifestante, Katerina Hasapopoulous, de 43 años, se declaró culpable y será juzgada en una fecha posterior.

En abril de 2019, miles de activistas de XR bloquearon varios lugares emblemáticos de la capital británica --Marble Arch, Oxford Circus, el puente de Waterloo y la plaza del Parlamento-- para exigir un "estado de emergencia ecológica", provocando cientos de detenciones.