Petrolera BP registra beneficios netos en el 1T por alza de precios

Londres (AFP) –

Anuncios

El gigante británico de los hidrocarburos BP anunció este martes un beneficio neto de 4.700 millones de dólares en el primer trimestre, gracias a la recuperación de los precios del petróleo y tras registrar enormes pérdidas en 2020.

El año pasado, el grupo registró más de 20.000 millones de dólares de pérdidas --4.400 millones en el primer trimestre de 2020-- por la caída de la demanda de crudo debido a la pandemia de coronavirus.

Pero, desde entonces, los precios se recuperaron por la reapertura progresiva de las economías. BP consiguió volver a terreno positivo en el cuarto trimestre de ese año.

Los precios del crudo, que se situaron brevemente en terreno negativo en abril de 2020, se encuentran ahora por encima de los 60 dólares.

Esta subida se explica por las esperanzas de una recuperación económica gracias a las campañas de vacunación, así como por los esfuerzos de los países productores de petrolero para reducir su producción.

"Gracias a los buenos resultados de nuestras actividades y al contexto de recuperación de los precios, generamos mucho efectivo y cumplimos nuestros objetivos de deuda neta un año antes de lo previsto", hasta los 35.000 millones de dólares, se felicitó Bernard Looney, director general de BP en un comunicado.

El grupo aprovechará la coyuntura en el segundo trimestre para recompensar a sus accionistas tras verse obligado a rebajar el monto de los dividendos en 2020.

Su beneficio neto sin elementos excepcionales, que sirve de referencia para el mercado y da una mejor idea de su rendimiento operativo, aumentó con creces hasta alcanzar los 2.600 millones de dólares.

BP también se aprovecha de un ejercicio de reducción de costos anunciado el año pasado que debería suponerle un ahorro de 2.500 millones este año y que pasa por la supresión del 15% de su plantilla (10.000 puestos de trabajo) en el mundo.

En el conjunto de 2021, el gigante británico prevé un aumento de la demanda de petróleo, especialmente en Estados Unidos y China, gracias a la vacunación y al levantamiento de restricciones.

El grupo continúo además su programa de venta de activos en el primer trimestre, con 4.800 millones de dólares, que se inscribe en un plan para reducir su dependencia de los hidrocarburos y lograr la neutralidad de carbono en 2050.