Caleb Ewan gana quinta etapa del Giro, Mikel Landa abandona tras una caída

Cattolica (Italia) (AFP) –

Anuncios

El velocista australiano Caleb Ewan (Lotto) se impuso al esprint en la quinta etapa del Giro de Italia, con final en Cattolica, en una jornada en la que el español Mikel Landa (Bahrain), uno de los aspirantes al podio final, sufrió una dura caída a 4,5 km para la meta.

El italiano Alessandro de Marchi (Israel SN) conservó la 'maglia' rosa de líder tras los 177 km de recorrido que separan Módena de Cattolica, una estación balnearia de la costa adriática, muy cerca de San Marino.

"Desconocemos si nuestro jefe de equipo se ha roto la clavícula o la muñeca", declaró el director deportivo de la formación Bahrain, Franco Pellizotti, a la televisión pública italiana (RAI).

Landa, de 31 años se fue al suelo al mismo tiempo que el vencedor de la etapa anterior, el norteamericano Joe Dombrowski, que cumplía este miércoles 30 años y que chocó contra una isleta direccional situada en medio de la calzada. Fue trasladado a un hospital para someterse a pruebas médicas.

- "Venía a ganar el Giro" -

"Venía a ganar el Giro y estaba en un gran momento de forma", lamentó Pellizotti sobre Landa, que ya acabó una vez en el podio del Giro (3º) y que cuenta con tres triunfos parciales en la carrera rosa.

El perfil de la etapa era idóneo para los velocistas y éstos no dejaron escapar la oportunidad. En el esprint final, Ewan remontó al campeón de Europa, el italiano Giacomo Nizzolo, que sigue sin ganar en el Giro y suma 11 segundos puestos.

Otro italiano, Elia Viviani, acabó tercero y el eslovaco Peter Sagan cuarto.

Ewan, de 26 años y de apenas 1,67 m de altura, logra así su cuarta victoria parcial en un Giro, que se suman a sus triunfos en las otras grandes, Tour de Francia y Vuelta a España.

"Es un alivio porque mi objetivo este año es ganar al menos una etapa en las tres grandes vueltas", se felicitó Ewan, que en el esprint llegó a tocar al belga Tim Merlier, vencedor en el esprint del lunes, a quien se le salió la cadena y perdió sus chances de victoria.

En esta jornada de transición, entre dos etapas más exigentes, los equipos de los velocistas controlaron la situación y apenas dos formaciones (las modestas Androni y Bardiani) se atrevieron a lanzar corredores buscando una fuga condenada al fracaso.

Un primer dúo (Tagliani y Marengo) fue cazado por el pelotón a 100 km de la meta y un segundo (Pellaud y Gabburo, al que se unió después el francés Gougeard) sobrevivió hasta entrar en los últimos tres kilómetros.

Además de Landa, otro de los aspirantes, el ruso Pavel Sivakov, que comparte jefatura del potente Ineos con el colombiano Egan Bernal, perdió más de 13 minutos tras caer a 16 km del final, por lo que también queda fuera de la lucha por el podio.

El jueves se disputará la 6ª etapa, con final en Ascoli Piceno, tras una subida final de 15,5 km al 6,1% de pendiente media.

La etapa, de 160 km, partirá de Grotte di Frasassi y todo el recorrido es un constante rompepiernas con los Apeninos como decorado.