Castillo, candidato izquierdista a presidencia de Perú, se desvincula del "chavismo"

Lima (AFP) –

Anuncios

El candidato izquierdista a la presidencia de Perú, Pedro Castillo, favorito por estrecho margen en los sondeos, negó este sábado que su intención sea llevar al país hacia un modelo comunista o "chavista", refiriéndose al régimen que encabeza el presidente Nicolás Maduro en Venezuela.

"¿De dónde sacaron eso de comunismo, de chavismo?", replicó Castillo en rechazo a afirmaciones de su adversaria derechista Keiko Fujimori, quien asegura que Perú corre el riesgo de una deriva comunista o bolivariana en caso de una victoria izquierdista.

"Es falso y denigrante decir que Pedro Castillo te va a quitar tu casa, tu terreno, lo que has ahorrado", aseguró, dirigiéndose a más de un millar de simpatizantes en una manifestación en Lima.

Los adversarios de Castillo buscan vincularlo al gobierno de Nicolás Maduro, delfín del fallecido Hugo Chávez, en momentos en que en Perú viven más de un millón de venezolanos que escaparon de la crisis económica y política en su país.

Castillo, un maestro de escuela rural, obtuvo en la primera vuelta del 11 de abril 18,92% de los votos, seguido de Keiko Fujimori, con 13,40%, entre un total de 18 aspirantes.

"He venido por el cambio, a apoyar, estamos luchando por un porvenir mejor al que teníamos antes, hemos vivido un montón de corrupción", dijo a la AFP Doris García, presente en el mitín de Castillo en el populoso distrito limeño de La Victoria.

"Estamos luchando por nuestros hijos para que tengan un futuro mejor, por eso luchamos, por eso protestamos", agregó esta mujer de 50 años.

La propuesta electoral de Castillo pasa principalmente por cambiar la Constitución de 1993, que está atada al régimen de libre mercado.

"Queremos cambiar la Constitución, que nos tiene discriminados a los trabajadores, queremos un cambio urgente", dijo a la AFP Erick Quispe, de 38 años.

La actual Constitución fue promulgada por el encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), padre de Keiko, que cumple una condena de 25 años por violaciones a los derechos humanos en el marco de la lucha antiterrorista durante su gobierno.

En un país polarizado por la campaña electoral, Castillo, de 51 años, y Keiko Fujimori, de 45, se enfrentarán el 6 de junio en un balotaje que determinará quién gobernará Perú los próximos cinco años.